Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega de viviendas rurales y la firma de actas de proyectos de desarrollo en Túquerres

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG
10/11/2015

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la entrega de viviendas rurales y la firma de actas de proyectos de desarrollo en Túquerres

 Túquerres, 10 nov (SIG)

Buenas tardes, qué bueno estar aquí, me dicen que hace 33 años no venía un Presidente de la República a Túquerres, qué bueno estar hoy aquí con ustedes, en un acto tan simbólico, tan lleno de alegría y tan lleno de señales importantes sobre el futuro de nuestro país, sobre el futuro de este gran departamento, sobre el futuro de nuestras familias, de nuestros hijos.

Aquí estamos cumpliendo con un compromiso que adquirimos, pero más que cumpliendo con un compromiso, estamos es sembrando lo que esperamos se pueda cosechar en un futuro muy cercano como es la paz.

El señor gobernador, Raúl Delgado, está a punto de entregar el poder, se lo entregará a Camilo Romero. Y yo quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle y felicitarlos a ustedes, a todos los nariñenses porque este gobernador ha sido un verdadero socio, un socio del Gobierno Nacional desde el primer día.

Se posesionó el primero de enero hace 4 años, vamos a cumplir 4 años, y me dijo: Presidente, usted y yo venimos de corrientes políticas diferentes, y yo le dije, en efecto Gobernador, pero cuando uno entra a una posición como la Gobernación o como la Presidencia, uno tiene que dejar al lado el origen político porque uno se convierte en gobernador de todos los nariñenses o en presidente de todos los colombianos.

Así que, le dije, Gobernador a mí no me importa si el gato es negro o blanco o rojo, con tal de que cace esos ratones; me dijo: pues los vamos a cazar. Y eso es lo que hemos hecho esos cuatro años, dar resultado en las políticas sociales que hemos puesto en marcha de común acuerdo y coordinadamente con la Gobernación.

Y lo mismo tengo que decir sobre muchos, la inmensa mayoría, casi todos los alcaldes de los municipios de Nariño y por supuesto incluyendo el Alcalde de Túquerres. Esa colaboración de los alcaldes, esa permanente buena disposición, han sido fundamental para poder decir hoy, lo dije esta mañana en un gran evento en el que estábamos analizando y poniendo en conocimiento del país, los resultados de esa gran reforma a las regalías que tanto ha beneficiado al departamento de Nariño y tanto ha beneficiado a muchos municipios que no recibían esas regalías que hoy las están recibiendo como Túquerres.

Y es gracias a la colaboración de los alcaldes que hoy yo puedo decir, que nunca en la historia de Colombia, nunca en la historia de Nariño, un departamento o los municipios de Nariño habían recibido tantos recursos para la inversión.

Esos recursos se están viendo en proyectos específicos, en progreso social, en avance, en el desarrollo de un departamento que había sido olvidado por el centralismo colombiano durante décadas, por no decir que durante siglos.

Nosotros estamos pagándole una deuda a Nariño que se había venido acumulando a través de muchos años, casi desde la Independencia. Y me enorgullece poder decir, que este Presidente comenzó, porque no hemos pagado todavía la deuda, a pagar esa deuda a ustedes aquí en Nariño, que tanto se lo merecen.

Desde el primer día de mi Gobierno, hace ya más de cinco, yo dije que íbamos a sembrar varias semillas revolucionarias, revolucionarias en el buen sentido de la palabra, que íbamos a hacer una revolución en materia de infraestructura y esa revolución va en marcha, va viento en popa.

Ustedes van a ver un país en construcción y un departamento de construcción a partir del próximo mes. Nunca en la historia se había invertido tanto en carreteras y en obras de infraestructura.

Acabamos de venir de Ipiales, allá recorrimos la pista, una pista que va a convertir a ese aeropuerto de Ipiales en un aeropuerto internacional. Pero ese es apenas una pequeña obra de las muchísimas que estamos construyendo o iniciando.

Dijimos que íbamos a hacer una revolución en materia de salud, porque encontramos un sistema de salud totalmente quebrado, totalmente desfinanciado y totalmente inoperante. Y poco a poco hemos ido reconstruyendo el sistema pero siempre con un criterio social porque de las primeras medidas que tomamos fue eliminar esa diferencia entre pacientes de segunda clase y pacientes de primera clase.

Lo que hicimos fue uniformar todos los servicios para que los pacientes de segunda clase, los del régimen subsidiado tuviesen los mismos beneficios de los del régimen contributivo para que nadie fuera discriminado.

Y también, gracias al Congreso de la República, convertimos la salud, por primera vez en la historia, eso fue señalado por las Naciones Unidas como un ejemplo ante el mundo, la salud como un derecho fundamental de los colombianos, para que ningún colombiano llegue a un hospital y le digan: no lo puedo atender.

Ahí vamos mejorando poco a poco los servicios de los hospitales, y aquí en Nariño, hay hospitales que ya son el ejemplo para el resto del país como el hospital de Ipiales que ha sido ya señalado como un verdadero ejemplo.

Lo mismo hemos querido hacer con la educación. La educación es la mejor inversión que puede hacer una sociedad, darles oportunidades a los niños, a las niñas de tener una buena educación.

Y lo primero que hicimos, al comienzo de mi Gobierno, fue expedir un decreto para que la educación en los colegios públicos fuera totalmente gratuita desde el grado cero hasta el grado once.

Y aquellos niños y niñas, aquellas familias que no tenían con qué comprar los textos escolares, se los dimos gratis, más de 18 millones de textos hemos repartido a lo largo y ancho del país.

Pero no solo eso, estamos en un programa para ampliar la jornada única a todos los colegios.

¿Por qué es tan importante la jornada única?

Porque ahí comienzan las diferencias. En los colegios privados los niños van 8 horas a las clases. En los colegios públicos solamente 5. O sea que los que van 8 horas o más, quedan mejor educados, con educación de más calidad.

Y eso es lo que queremos abolir.

Que todo el mundo tenga las mismas oportunidades, por eso nos hemos empeñado y hemos iniciado el programa más agresivo, más audaz de ampliación de colegios e infraestructura escolar que este país se haya imaginado.

Estamos ya contratando la construcción de más de 30 mil aulas, 1.500 colegios y en tres años, las vamos a construir. Y si hubiésemos mantenido el ritmo de construcción que llevábamos en los años anteriores, eso nos hubiera tomado 80 años.

¿Y para qué hacemos eso?

Para que todos los niños y niñas de Colombia puedan ir a la jornada única. Eso además tiene un gran beneficio en materia, por ejemplo, no solamente de calidad en la educación sino que ustedes, los que son padres, madres, saben que si los niños no están en el colegio quedan expuestos a las pandillas, a la drogadicción, a todas esas tentaciones y mucho mejor que estén aprendiendo en el colegio.

Por eso esta gran revolución de la educación la vamos a continuar, pero no solo eso, también un clamor que hemos escuchado en todas las madres y padres sobre todo en las familias menos pudientes, de las familias más vulnerables, necesitamos oportunidades para mis hijos para que puedan ir a la universidad, y así hemos ampliado cupos universitarios en una forma importante, aumentamos la cobertura en los últimos 4 años en 10 por ciento, 10 puntos es un aumento muy importante, nos falta mucho todavía.

Pero no solo eso, si no que nos propusimos contar unos programas, iniciar unos proyectos que le dieran a los niños y a las niñas más pilas, mejor estudiante en sus colegios, la oportunidad de ir a las mejores universidades del país.

El programa ‘Ser Pilo Paga’ es un programa que le permite a miles de niños y niñas que no tiene recursos ir a las mejores universidades.

Ya tenemos 10 mil estudiando en las mejores universidades y comienzan los segundos 10 mil en enero.

Ayer estuve con los 10 mejores estudiantes de la segunda promoción, de esos segundos 10 mil, los 10 mejores, y Gobernador dos de esos venían de Nariño.

Pero no, no solamente esos dos; el mayor porcentaje, proporcionalmente hablando, en la primera promoción y en la segunda promoción vienen de Nariño.

Y aquí con nosotros hay dos de esos pilos, Natalia Sofía Laso y Juan David Arteaga,

¿Dónde están? Vengan

Intervención con los pilos (…)

Es que el programa para que todo el mundo sepa, el programa está enfocado a los muchachos, muchachas que están en los estratos más vulnerables, entonces tienen que estar en el Sisbén.

Intervención con los pilos (…)

Esto es lo que poco a poco vamos construyendo, eso es ir construyendo paz y así hemos ido haciendo esfuerzos en muchos otros campos, por ejemplo la tecnología.

Ya todos -usted me corregirá Gobernador- todos los municipios de Nariño deben estar conectados con fibra óptica y banda ancha.

¿Por qué me propuse conectar todos los municipios?

Para que todos los niños y niñas de Colombia, no importan donde vivan, no importa que tan alejados estén tengan acceso a ese maravilloso mundo de la tecnología, el internet, por eso ya conectamos todos los municipios para que todos los colegios se puedan conectar y puedan todos los niños tener el mismo acceso que tiene un niño rico en Pasto, o un niño rico en Bogotá, o un niño rico en New York o en Paris.

Eso es igualdad de oportunidades, eso es equidad.

Pero hay un sector que ha sido el más abandonado donde

Está concentrada la pobreza, donde está concentrada la desigualdad mucho más que en las ciudades que es el campo colombiano, el sector rural.

Nuestros campesinos, nuestros indígenas, nuestras comunidades afrodescendientes que viven en el campo, que viven de la pesca se han venido quedando atrás, y ahí se ha concentrado la pobreza y por eso este Gobierno ha querido hacer un esfuerzo especial, y dirigirse al campo colombiano con más inversión, con más proyectos, con asistencia técnica, con vivienda rural y por eso este evento de hoy es tan significativo.

El único punto, el único punto, que se aceptó discutir, por ejemplo, en La Habana con la guerrilla fue precisamente el punto del desarrollo rural, porque sabíamos que eso es lo que Colombia necesita, más inversión en el campo, más oportunidades para los campesinos, más tierra para quienes trabajan la tierra y en Colombia tenemos tierra suficiente.

Somos un país privilegiado y por eso mi Gobierno ha querido concentrarse y focalizar buena partes de sus esfuerzos en el campo.

En estas próximas semanas vamos a dar a conocer una gran reforma a la institucionalidad del Ministerio de Agricultura.

Hemos venido aumentando el presupuesto del Ministerio en una forma importante y lo vamos a seguir aumentando. Pero lo vamos a seguir aumentando para gastarnos los recursos en una forma correcta: con asistencia técnica, con crédito subsidiado, con acceso a los mercados, con todas herramientas que a un campesino, que trabaja la tierra, le den un ingreso suficiente.

Todos esos proyectos que hoy firmamos tienen ese objetivo de ir invirtiendo más y más en el campo, porque cualquier inversión en el campo va a tener un retorno mucho mayor en materia de avance social en el país.

Si la pobreza está concentrada en el campo y logramos sacar más gente de la pobreza en el campo el resultado para el país va a ser todavía mejor, y eso es lo que estamos tratando de hacer.

Hemos sido muy exitosos en la lucha contra la pobreza. Todos los indicadores internacionales no señalan como un país que en los últimos cinco años ha sido el país de toda América Latina que más gente ha sacado de la pobreza, pero todavía tenemos 28, 29 por ciento de colombianos viviendo en la pobreza y la mayoría de ellos están en el campo.

Por eso tenemos que concentrarnos más en los proyectos que manejan el Ministerio de Agricultura y todas sus dependencias para poder tener un país más equitativo.

La vivienda gratis, que vamos completar las cien mil casas la semana entrante en los centros urbanos, la gente decía: Presidente no le prometa eso al pueblo que usted no va cumplir.

Pues ya, hemos cumplido, cien mil casas construidas para gente que nunca había imaginado que iba a tener su casa propia.

También le dije al Ministro de Agricultura: Esas casas gratis en las ciudades, en los pueblos, tienen que estar acompañadas de casas gratis en el campo porque en el campo está concentrada la pobreza.

Por eso el Ministerio de Agricultura, el Banco Agrario, ahora va a tener como prioridad la construcción de esas viviendas rurales gratis que serán viviendas más grandes, con más espacios, más dignas, para darles una mejor vida a nuestros campesinos.

Y vamos a construir más colegios en el campo, y vamos a construir más puestos de salud en el campo y vamos a seguir sembrando los quioscos digitales para que los campesinos tangan acceso a la tecnología y puedan mejorar su rendimiento.

Nariño ha sido el departamento con mayor número de quioscos digitales, que son esos quioscos donde uno puede ir a usar los computadores, a aprender ese mundo de la tecnología, pues lo vamos a seguir expandiendo.

Y así es como vamos a ir sembrando esa paz. Y si logramos ponerle fin al conflicto y en eso estoy empeñado.

Aquí hay como lo decía el Gobernador comunidades que han sufrido demasiado por este conflicto armado.

La comunidad indígena awa, sé lo que ustedes han sufrido durante tantos años, pero no solamente ustedes, qué tal las comunidades afrocolombianas allá en Tumaco.

La violencia que ustedes han sufrido durante tanto tiempo, lo que han sufrido aquí en este departamento de Nariño.

Por eso mi empeño por buscar esa paz, por conseguir esa paz.

Hace 5 años me propuse y mucha gente me dijo: no se meta en esa aventura, porque es una aventura mucho más difícil, es una aventura donde lo van a criticar mucho, que le va a traer muchos sinsabores.

Y dije: no importa, es lo correcto. Este país no puede vivir más años en guerra, llevamos 50 años matándonos los unos con los otros.

Somos el único país de todo el hemisferio occidental que sigue con un conflicto armado. Yo me propongo terminar ese conflicto y empecé ese camino.

Y yo le confieso Gobernador, que muchas veces me he sentido triste, me he sentido defraudado, como con ganas de tirar la toalla, pero han sido eventos como este, palabras como las suyas, aplausos como los de ustedes los que me llenan otra vez de energía para seguir adelante buscando esa paz.

A esa comunidad awa que tanto ha sufrido, hoy le reitero: seguiré perseverando hasta alcanzar ese fin del conflicto. Iré a esa comunidad suya a celebrar la paz con ustedes, con todo el departamento de Nariño, que ha sido tal vez el departamento que más ha sufrido la guerra y por consiguiente será el departamento que más va a gozar esa paz con proyectos como los que hoy pusimos en marcha, con inversiones como las que hemos venido haciendo y seguiremos haciendo.

Señor Gobernador electo, señores alcaldes electos este departamento lo vamos a seguir empujando hacia el progreso, hacia el desarrollo, hacia la felicidad que ustedes se merecen y ustedes tendrán en este Presidente un aliado hasta el último día de mi Gobierno.

Por eso muchas gracias, muchas gracias por ese apoyo y muchas gracias por el entusiasmo con que nos han recibido.

Que Dios los bendiga y que viva la paz.