Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la clausura del Congreso Agrario Nacional

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la clausura del Congreso Agrario Nacional

 Villavicencio, 13 nov (SIG).

Para poder aprovechar esas nuevas condiciones internas y ese futuro que tal vez a mediano, largo plazo, en la parte externa pues también tenemos que hacer una serie de reformas en la forma de operar, en la forma de trabajar, en nuestra institucionalidad, en la relación entre Gobierno y sector productivo agropecuario, en ver cómo podemos ir haciendo más competitivo nuestro campo.

Y ahí también hemos hecho unos esfuerzos grandes para ir avanzando en aquellos temas que más les interesa a los agricultores, a los campesinos. Asistencia técnica, es increíble que esa asistencia técnica sea tan precaria. Yo me formé en la Federación Nacional de Cafeteros, tal vez es la entidad que mejor tenía organizado la asistencia técnica, la del servicio de asistencia rural con gente bien preparada, que iba a los cafetales a verificarle al campesino cómo combatir la roya, cómo producir mejor.

Pero aparte de los cafeteros, esa asistencia técnica por parte del Gobierno, ha sido muy mediocre por no decir inexistente. Y de ahí, sin la asistencia técnica pues tenemos un cuello de botella muy difícil de solucionar. Por eso tenemos que hacer un gran esfuerzo, casi un revolcón, en toda la política del Gobierno en materia de asistencia técnica.

El otro tema, permanente, todos los días, todos los años; el acceso al crédito. El acceso al crédito es fundamental para cualquier campesino, cualquier agricultor. Ustedes lo saben mucho mejor que yo.

Y ese acceso al crédito y ese papel que juega el Banco Agrario, hemos querido hacer grandes esfuerzos, podemos mostrar unos números muy halagüeños, muy atractivos, pero en el fondo tenemos ahí también que hacer un tremendo esfuerzo para un crédito más oportuno.

Yo escucho por todo el país, me dicen, Presidente, magníficos esos programas del Banco Agrario, pero lo que pasa es que cuando se aprueba el crédito ya es tarde. Ya no lo necesito.

Entonces, ahí Ministro tenemos que hacer un esfuerzo grande para que el Banco sea mucho más rápido y más efectivo en colocar los créditos.

Y le iba a proponer, y que ojalá ustedes, la SAC sea como un veedor. Por qué no le pone al Banco unos indicadores que tienen que ver con el tiempo para estudiar los créditos, el tiempo para aprobarlos, pero al mismo tiempo el número de usuarios que tiene que cubrir.

Entonces, con esos indicadores usted va a tener al Banco y a toda la burocracia del Banco presionada para dar resultados importantes.

Algo de común de acuerdo con la SAC y póngase unos objetivos ambiciosos.

Lo otro es el apoyo a la comercialización, todo lo que hagamos en materia de darles a los agricultores, sobre todo a los campesinos, acceso a los mercados, que a ellos les compren su producto, eso es tal vez lo que más aprecian en la Federación de Cafeteros, repito, donde yo me formé profesionalmente, una de las grandes ventajas era la garantía de compra de la cosecha y eso para cualquier agricultor es un seguro muy importante, y no solamente, la comercialización. Si queremos conquistar los mercados internacionales, tenemos que arremangarnos y conquistar esos mercados.

La Canciller estaba hace dos días en Argelia, y estaba presionando que nos dieran el permiso para poder exportar carnes, yo espero reunirme con el Presidente Chino ahora en Filipinas, uno de los temas que le voy a decir es, por favor acelere los permisos para poder exportar carne a la China y otros productos.

Y también le voy a pedir algo que para esta región es bien importante, cuando vino el Primer Ministro, se dijo qué proyectos a ustedes le interesarían, le dije, proyectos nosotros no hemos muchos negocios con la China, entre otras cosas, porque los chinos los que quieren es financiar los proyectos y con esa financiación controlan todo y como nosotros no tenemos ninguna necesidad de financiación, digamos, adicional al acceso que ya tenemos, pues nunca hemos tenido mucho interés en aceptar las condiciones que los chinos imponen.

Pero en esta ocasión, le dije: si realmente quieren invertir en Colombia por qué no somos creativos. Hay un proyecto que para mí es un sueño, que es tener una buena carretera entre Puerto López y Puerto Carreño, y eso aumenta, eso abre todo un mundo.

Entonces, le dije al Primer Ministro Chino, yo financio los estudios de la carretera, la estructuración de la carretera, una carretera buena, y ustedes financien lo que les voy a proponer, ustedes construyen la carretera, ustedes la pagan y al mismo tiempo yo les puedo, de pronto, ofrecen en arrendamiento un número equis de hectáreas, usted las pone a producir, exportamos eso para la China, y usted se va a pagando la carretera con el producto. Y estamos en eso.

Estamos viendo bien si nos cuadran unas cifras y lo que eso sería un gana- gana para todo el mundo. Ese tipo de proyectos, ese tipo de iniciativas que nos abren mercados muy importantes, es lo que tenemos que hacer con los mercados que están a nuestra disposición.

El otro tema es el riesgo agropecuario, si hay una actividad que está sujeta a riesgo climático, a riesgo de las plagas, es el sector agropecuario.

Ahí hemos avanzando algo pero hoy con la tecnología de hoy, con los instrumentos y las herramientas financieras de hoy, podemos expandir mucho más de esa mentalidad del seguro de riesgo. Eso sería muy importante porque le da tranquilidad a cualquier campesino, a cualquier agricultor. Se sabe que ya garantiza un ingreso y se viene algún desastre, algún imprevisto pues que no va a quedar en la calle y eso es lo que sucede en todos los países que tienen un alto grado de competitividad.

Ahora, todo esto requiere una buena institucionalidad, y requiere lo que usted mencionaba doctor Rafael, requiere seguridad jurídica, requiere reglas ciertas de juegos, reglas estables de juego.

Pues por eso hemos puesto en marcha toda una reforma a la institucionalidad del sector agropecuario. Que nos dimos cuenta es que si queremos realmente dar ese lado cualitativo como país producto de alimentos como un país donde la industria y el sector agropecuario sea importante, con la institucionalidad que tenemos no íbamos a poder hacerlo.
 
Por eso le pedimos al Congreso de la República unas facultades para poder reformar esa institucionalidad, porque hemos aprendido que en otros sectores, el mismo problema era lo que había de impedido que ese sector avanzara.

Por ejemplo, el sector de la infraestructura, por qué hoy hemos sido capaces de hacer la revolución más grande en materia de infraestructura que ha visto este país en su historia, porque hicimos una reforma a la institucionalidad, porque le cambiamos la cultura a los burócratas del gobierno y a los contratistas en materia de estructuración de proyectos, y se abrieron las puertas para la construcción de carreteras de todo tipo.

Creamos la Agencia Nacional de Infraestructura, generamos las herramientas necesarias para hacer buenas  estructuraciones y ceder los proyectos de cuarta generación.

Todo eso nos ha permitido poder decir que están contratados y en construcción cerca de 30 billones de pesos.

Eso gracias a que reformamos la institucionalidad, buen gobierno, y eso también tenemos que hacer en el sector agropecuario por eso le pedimos las facultades al Congreso y las vamos a utilizar antes de que finalice el año.

Cómo hemos diseñado esa nueva institucionalidad. Hemos hecho una concertación con la Misión Rural, una parte importante del trabajo tiene que ver con eso, con expertos de la Ocde, inclusive con los desafíos que tenemos con los acuerdos de paz. Todo eso lo tenemos en cuenta y vamos entonces a hacer las reformas en las que el Ministerio se queda para trazar las políticas y articular todo el trabajo regional con el trabajo nacional.

Ahí va a haber una reforma grande en materia de qué papel va a jugar el Ministerio de Agricultura.

Vamos a liquidar el Incoder. Por qué vamos a liquidar el Incoder. Porque el Inconder nació enfermo, fue la fusión de todo tipo de instituciones que a alguien se le ocurrió, entonces nació enfermo y es muy difícil de corregir, entonces vamos a dar un revolcón de fondo para que eso que tiene que ser el Incoder que tiene que hacer, efectivamente se haga y se haga bien.

Esa entidad se va a eliminar y se va a crear el concepto de las agencias como los brazos ejecutores de las políticas, eso nos ha dado buen resultado.

Y así como la Agencia Nacional de Infraestructura ha tenido tan buen resultado una agencia de desarrollo rural para que ejecute esas políticas creemos que es la forma más adecuada y más conveniente para poder hacer este gran salto que queremos todos que tenga el sector agropecuario.

Para promocionar proyectos para que se estructuren también muchos de los proyectos que se necesitan y puedan darle la capacitación suficiente a las entidades regionales. Se traban las cosas porque las entidades regionales no tienen la capacidad para poder adelantar proyectos.

Habrá otra agencia que es la Agencia Nacional de Tierras que va a tener todo a su cargo toda la política de tierras, administrar baldíos, promover el acceso a tierras, va a administrar el fondo de tierras, va administrar esto que hace el Incoder de la formalización, que tenemos que formalizar con mucha más rapidez.

Cada mes le preguntó al Ministro ¿cómo va la formalización? Me da una cifras, disque va muy bien, pero cuando uno va estudiar, no va también porque lo que nos falta es demasiado y no hay nada más importante para un campesino que tener su título porque eso le cambia la vida, le da acceso al crédito, la formalización es fundamental si queremos ser competitivos.

Entonces esa otra agencia va a tener ese propósito.