Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Presidente Santos destaca aporte de las mujeres a la democracia, al Estado Social de Derecho y a la paz

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Presidente Santos destaca aporte de las mujeres a la democracia, al Estado Social de Derecho y a la paz

El Mandatario envió un mensaje a las cinco mil mujeres de todo el país que marcharon hoy en Popayán.

El Jefe del Estado reconoció el liderazgo de las mujeres y de sus organizaciones, y el legado que ha puesto al país en la antesala del adiós a la guerra.

 Bogotá, 25 nov (SIG).

El Presidente Juan Manuel Santos celebró hoy la movilización de cinco mil mujeres colombianas en Popayán y reconoció el aporte de sus organizaciones a la defensa de la vida, los derechos humanos, a la democracia y al Estado Social de Derecho.

“En medio del conflicto –les dijo– han transitado las rutas que nos han conducido a la antesala del adiós a la guerra”.

A su juicio, la movilización de hoy recuerda las afectaciones de que han sido víctimas en el marco del conflicto armado y sirve “para que en la transición hacia la paz tomemos en serio sus reivindicaciones”.

Santos confió en que sea una de las últimas marchas en medio del conflicto. “Que la próxima vez que salgamos a las calles y veredas sea para celebrar la firma de los acuerdos de La Habana y para continuar, como hasta ahora, construyendo colectivamente la paz”.

Aseguró que como gobernante su deber es garantizarles los derechos humanos y como padre de familia reconocer el “papel amoroso, didáctico, protector y de unidad del núcleo del hogar, que representan las mujeres para sus hijos y seres queridos”.

Como ciudadano destacó el papel “defensor de la vida que han asumido muchas de las más de 3 millones 700 mil víctimas del conflicto armado” cuyas “organizaciones han construido un legado social invaluable para transitar hacia el postconflicto y construir la paz”.

El Presidente les agradeció porque han enseñado a promover y proteger los derechos humanos; han desafiado a transformar un orden social injusto, violento y excluyente; y han dado ejemplo de cómo se enaltecen las memorias de las víctimas, cómo se lucha por la verdad y cómo se trabaja por la justicia, la reparación integral y la no repetición.

Exaltó el hecho de que al promover y defender el Estado Social de Derecho “hayan reaccionado sin debilidad ante la injusticia, con compasión ante el sufrimiento y con alegría ante cada conquista”.

El siguiente es el mensaje del Presidente con motivo de la Movilización Nacional de Mujeres en el Día Internacional del No a las Violencia contra las Mujeres”

“Quiero unirme a esta movilización nacional de mujeres de nuestro país, y lo hago en mi condición de presidente, de padre de familia y de ciudadano.

Me uno como presidente porque el primer deber de un gobernante es proteger los derechos humanos de los ciudadanos y de los grupos más vulnerables, y también porque en estos años de gobierno he descubierto la vocación transformadora de las mujeres, especialmente de aquellas que en medio del conflicto han transitado las rutas que nos han conducido a la antesala del adiós a la guerra.

Me uno como padre de familia porque sabemos del papel amoroso, didáctico, protector, de unidad del núcleo del hogar, que representan las mujeres para sus hijos y sus seres queridos, y debemos defenderlo de la intransigencia y la violencia de los intolerantes.

Me uno como ciudadano porque he sido testigo del rol defensor de la vida que han asumido muchas de las más de 3 millones 700 mil mujeres víctimas del conflicto armado. Sus organizaciones han construido un legado social invaluable para transitar hacia el posconflicto y construir la paz.

Hoy, cuando hacemos patente la necesidad de proteger a nuestras mujeres de las diversas violencias que las amenazan y afectan, es también un día para decirles gracias.

Gracias, porque nos han enseñado cómo se promueven y protegen los derechos humanos.

Gracias, porque nos han desafiado a transformar un orden social injusto, violento y excluyente.

Gracias, porque nos han dado ejemplo de cómo se enaltecen las memorias de las víctimas, cómo se lucha por la verdad, y cómo se trabaja por la justicia, la reparación integral y la no repetición.

Gracias, porque nos han contagiado del coraje, las palabras y las acciones con las cuales se sienten orgullosas de sí mismas.

Y gracias –lo digo como Jefe de Estado, a tantas mujeres activistas– porque ustedes han sido promotoras y defensoras del Estado Social de Derecho. Han reaccionado sin debilidad ante la injusticia, con compasión ante el sufrimiento y con alegría ante cada conquista.  Han ocupado espacios de participación y representación política. Han propugnado por las comunidades afrocolombianas, los pueblos indígenas, el pueblo Rom, los raizales y palenqueros. Han promovido el enfoque de paz territorial y la perspectiva de las mujeres.  Han resistido al engaño, el terror, la difamación y la amenaza.

Esta semana, los miembros del Gabinete y yo mismo nos hemos unido a la iniciativa del Secretario General de las Naciones Unidas ‘Únete para poner fin a las violencias contra las mujeres. Pinta tu mundo de naranja’, llevando una prenda naranja como símbolo de nuestro compromiso, así como muchos colombianos lo hacen hoy.

Seguiremos obrando en favor de las mujeres de nuestro país con acciones como la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible post-2015, la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing y la Resolución 1325, con el propósito de lograr un país más justo e incluyente.

El Día Internacional del NO a las violencias contra las mujeres, las colombianas marchan de nuevo para hacer visibles las afectaciones del conflicto armado y para que en la transición hacia la paz tomemos en serio sus reivindicaciones.

Confío –como ustedes– en que esta sea una de las últimas movilizaciones en medio del conflicto.

Sueño –como ustedes– que la próxima vez que salgamos a las calles y veredas sea para celebrar la firma de los acuerdos de La Habana y para continuar, como hasta ahora, construyendo colectivamente la paz”.