Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Noviembre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la X Cumbre de Alcaldes de Ciudades Capitales

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la X Cumbre de Alcaldes de Ciudades Capitales

 Montería, 27 nov (SIG).

Esta reunión me invoca una palabra que yo considero la más linda de todas las palabras que conozco, es una palabra en portugués que dice saudades, no tiene traducción.

Pero saudades es un sentimiento encontrado entre tristeza y alegría, nostalgia, pero al mismo tiempo buenos recuerdos, eso es lo que siento yo en este momento al ver todas estas caras, los alcaldes y alcaldesas salientes con quienes hemos venido trabajando los cuatro años.

Todos esos buenos resultados que podemos mostrar, ustedes pueden mostrar, es producto de un trabajo que hemos venido realizando muy efectivo, muy dedicado, y ahí están los resultados porque cuando está en el servicio público también está al frente bien sea de una ciudad, de un departamento, del país.

Lo que habla por sí solos son los resultados y ahí están los resultados de todos y cada uno de ustedes.

Lo primero que quiero decirles a todos es muchas gracias, muchas gracias porque este trabajo que hicimos, la forma como coordinamos las políticas, es lo que realmente les permite a ustedes irse en sus responsabilidades con una gran satisfacción, que es la satisfacción del deber cumplido.

Yo creo que en la historia de todas las ciudades, no hay una sola que pueda decir que en los últimos cuatro años ha sufrido las mayores inversiones en muchos frentes, prácticamente en todos los frentes. Y eso creo que es un algo importante que resaltar y por lo cual les agradezco enormemente. 

Como he dicho a los alcaldes y alcaldesas que se van, me van a hacer mucha falta. Asocapitales.

Recuerdo muy bien cuando Aníbal Gaviria que estaba presidiendo Asocapitales, que no existía además, era una especie de iniciativa que fue a Palacio a plantear la idea. Así que creemos que esta es una instancia necesaria.

Hemos tenido un conflicto permanente con el resto de los municipios, los alcaldes de las ciudades capitales con más del 50 por ciento de la población colombiana y quedamos en cierta forma diluidos entre los más de 1.100 municipios. Y por eso creemos que será una buena instancia de la creación de esta entidad que ya es una entidad que tiene personería, que tiene una identidad como es Asocapitales.

Por eso desde el principio le dimos todo nuestro apoyo y creo que la experiencia que hemos tenido nos demuestra que fue iniciativa correcta. Todo lo que se ha venido trabajando con ustedes a lo largo de estos tres años, demuestra que esa instancia es realmente necesaria y muy productiva cuando se utiliza.

Yo quisiera hablarles hoy sobre varios puntos donde creo que es importante para los acaldes y alcaldesas entrantes, que tengan en cuenta para que no haya absolución de continuidad. Uno de los peores errores, de los peores males que han tenido países como Colombia y ese es un mal latinoamericano, es que cada gobernante que llega quiere ser original, dejar atrás lo que se viene haciendo e iniciar : yo soy el responsable de esto y aquello.

Eso es lo que llaman el complejo de Adam, y eso es muy humano pero es un malo para la administración pública porque es muy costoso y son los ciudadanos los que acaban pagando los platos rotos.

Es importante que los alcaldes entrantes se sienten analizar muy bien qué viene de atrás, qué no está concluido y qué hay que concluir para no sufrir con ese mal terrible que es dejar obras y políticas en la mitad del camino porque eso es lo que produce los peores resultados.

Ustedes tienen ahora unos retos muy importantes, muchos de ustedes no han tenido la experiencia de ser alcaldes, eso se tiene que aprender rápido y para eso estamos, el Gobierno Nacional también para ayudarles, ayudarles a planear bien, a ayudarles después a ejecutar bien, que tengan la seguridad de que si hay una buena coordinación de ustedes con los gobernadores, con el Gobierno Nacional, si planeamos bien y ejecutamos bien, los resultados se multiplican y se multiplican en forma geométrica.

Y comienzo por sugerirle muy respetuosamente que en este momento que están elaborando sus planes de desarrollo, que estos planes de desarrollo sean consecuentes, tengan los mismos lineamientos del Plan de Desarrollo Nacional.

También uno de los males terribles que hemos sufrido en Colombia, es que durante mucho tiempo los alcaldes, los gobernadores y el Gobierno Nacional cada uno iba por su lado, tenía planes de desarrollo diferentes, a veces inclusive contradictorios. Las prioridades no coincidían y por eso los resultados no se veían.

Creo que con los alcaldes salientes hemos avanzado muchísimo hacía esa dirección, en alinearnos, y con muchos de los gobernadores también, yo diría que con la mayoría, y eso crea lo que llaman los economistas una sinergia de 1 más 1, son más que 2, eso crea un ambiente en la administración pública mucho más efectivo, y con eso está lista para reunirse con sus funcionarios a fin de que los planes de ustedes estén alineados con los del Gobierno Nacional.

Si nos aliamos, si tenemos las mismas prioridades, pues vamos a poder producir muchos más resultados, sobre todo ahora que es una coyuntura nueva.

Con los alcaldes salientes tuvimos la fortuna de tener una situación económica holgada, la reforma a las regalías que aprobó el Congreso de la República que les dio a todos los municipios muchos más recursos y la situación económica en general del país pues era mucho más positiva de lo que es hoy después de la baja del precio del petróleo.

Nos ha tocado ajustarnos a esa dura realidad haciendo unos sacrificios grandes, logrando unas divisiones difíciles, costosas, muchas veces impopulares, pero a la larga es lo que se tiene que hacer para mantener la confianza de los mercados, de los inversionistas en el futuro de la economía colombiana.

Hoy gracias a que hemos respondido oportunamente, hemos hecho los ajustes que corresponde. Seguimos siendo el país más atractivo de América Latina y ayer lo hablaba con el expresidente de Chile, expresidente de México, que Colombia a pesar de que la región está en una situación muy difícil, toda América Latina este año prácticamente no va a crecer.

Nuestros vecinos tienen un crecimiento negativo, Brasil está ya en recesión, lo mismo Ecuador; Venezuela ni se diga, un crecimiento del menos 10 por ciento, Colombia sigue siendo líder en materia de crecimiento económico, de generación de empleo y de reducción de la pobreza y la pobreza extrema.

Esto se debe a que hemos podido hacerle a los ajustes de acuerdo a las nuevas coyunturas a tiempo, y hemos hecho los ajustes correctos tratando en la medida de lo posible que no golpeemos esas prioridades que nos hemos fijado desde el comienzo del Gobierno.

La lucha contra la pobreza, el empleo y las prioridades que ustedes mismos como nuevos gobernantes también tienen que fijarse.

Entonces mi primera recomendación es sentemos a planear bien, si uno planea bien, después así se demore un poco más, después va a producir muchos mejores resultados.

Estamos viendo en el país, en este momento yo tengo que regresarme a clausurar el Congreso de Infraestructura, lo que estamos mostrando en ese Congreso de Infraestructura, hay más de 3 mil asistentes, es algo sin precedentes en el país, la gente está realmente muy ilusionada con lo que hemos logrado y lo que vamos a lograr, pero eso no es algo que se dio espontáneamente, eso es un trabajo de planeación, de estructuración, de coordinación.

Ahora comienzan a verse unos resultados muy positivos.

Ustedes tienen que tener la misma mentalidad, la palabra estructuración sí que es importante. El país no tiene, no ha tenido, hasta ahora está arañando esa cultura de la estructuración, de la planeación, muy latino al contrario censo de lo que hace por ejemplo en el Asia. Los asiáticos sí que son disciplinados en la planeación, nosotros tenemos que…acoger esa cultura de la estructuración.

Los proyectos bien estructurados, las políticas bien planeadas siempre producen mejores resultados.

Pero ahora que no tenemos tantos recursos la palabra priorizar se convierte también en una palabra clave. Cuando uno no puede hacer todo, generalmente, así tenga más recursos, no puede hacer todo lo que quiera. Porque ustedes van a ver que las demandas de los ciudadanos, son siempre muy superiores a las capacidades de las administraciones ya sean nacionales, departamentales o municipales, a satisfacer esas demandas.

Y ahí es cuando el arte de priorizar bien entra a jugar.

Tengo unos recursos escasos dónde los puedo invertir mejor, donde puedo rescindir de los mayores réditos, los mayores retornos.

Y ahí también si priorizamos conjuntamente vamos a generar sinergias.

Ustedes conocen muy bien nuestro Plan de Desarrollo, nuestra misión de país: un país en paz, un país con más equidad, un país mejor educado.

Ayer tuvimos la oportunidad con algunos de ustedes de compartir opiniones y experiencias y comentar sobre ese tema tan fundamental, en el largo plazo, como es la educación.

En eso el Gobierno tiene muy claro que la educación es algo fundamental para el futuro del país. Es la inversión, a la larga, más rentable. Es tal vez la que menos créditos políticos den en el corto plazo. Pero que el país tiene que tener una política de educación y de mejorar la calidad de la educación efectiva si quiere ser un país con futuro, si quiere ser un país exitoso.

Y por eso hemos puesto la educación como el pilar fundamental junto a la equidad la paz. Que entre otras cosas están muy relacionados un pilar con otro, porque si queremos una paz estable y duradera necesitamos un país con más equidad.

Y el instrumento, la forma más efectiva para poder tener más equidad es a través de la educación. Es la política de movilidad social más exitosa que ha sido demostrada en el mundo entero.

Entonces en este orden de ideas la parte de la educación será una prioridad, pero lo otro es que podamos nosotros priorizar conjuntamente.

La pobreza, la pare social. Por ejemplo en el Departamento de Prosperidad Social y en el Departamento de Planeación Nacional ya han venido haciendo unos estudios –y somos de los países pioneros en esto- identificando aquellas inversiones que van a producir mejores resultados en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema.

Me explico, ustedes todos van a tener que administrar el programa de la Red Unidos, que es parte del Departamento de Prosperidad Social, lucha contra la pobreza extrema.

Ese programa que está enfocado a luchar contra la pobreza no desde el punto de vista de los ingresos que es como se mide tradicionalmente, sino lo que se llama la pobreza multidimensional.

Ese programa tiene unos factores que cada familia tiene que satisfacer las necesidades, que cada familia tiene que satisfacer, y al cabo de un porcentaje equis, de 45 necesidades, entonces unos puede graduar esa familia en la pobreza extrema.

Entonces esa familia ya salió de esa pobreza extrema, en aspectos en la calidad de la vivienda, o inclusive de mide el piso de tierra o de cemento, acceso a la educación, acceso a la salud. Identificación, si tiene libreta militar, una serie de factores.

Entonces ya tenemos un medido. Por los años que llevamos administrando este programa… 

Entonces ya tenemos un medido. Por los años que llevamos administrando este programa, unos medidos de en donde podemos hacer el mayor esfuerzo para poder graduar la mayor cantidad de familias de la pobreza extrema.

Si nos ponemos de acuerdo los Alcaldes de la ciudad, nos enfocamos en primera instancia en los recursos en esos factores pues los resultados se van a multiplicar.

Es ese tipo de coordinaciones que tenemos que hacer tan necesarias pero sobre todo tan productivas y eso se hace sentándose a planear bien, sentándose a estructurar bien todas las políticas.

En la pobreza extrema, en la lucha contra la pobreza extrema hay un programa que por ejemplo para mí es muy importante lo lanzamos como una política el Gobierno, y quiero que sea una política de Estado, creo que hay una ley que está tramitando en esa dirección y es la política de la primera infancia. La política de ‘Cero a Siempre’.

Los Alcaldes salientes, muchos de ustedes se enamoraron como me enamore yo de esa política porque está comprobado que es la inversión social más rentable a la larga que puede hacer cualquier sociedad porque ahí es donde comienza la inequidad.

Si uno a los niños más vulnerables les permite que los maltraten, que no los alimenten bien, esos niños cuando llegan al colegio llegan con un atraso y ese atraso se perpetua durante toda la vida no solamente en el colegio sino hacia a delante.

Por eso cuando iniciamos, cuando lanzamos la política aquí en Colombia trajimos al premio nobel, que se ganó el Premio nobel de economía precisamente demostrando como era la política más rentable.

Claro que se tipo de inversiones, de política muchas veces no dan los mismos aplausos que pueden dar la construcción de un puente o la pavimentación de una carretera o de una calle o el alumbrado pero es una inversión muy rentable desde mi punto de vista y desde el punto de vista social.

Yo les decía ayer a ustedes – a mí me ha pasado algo muy interesante que me ha estimulado mucho en ese sentido- que la inversión en educación si es rentable políticamente porque cuando uno ve a las mamás que el Gobierno les está ofreciendo oportunidades a sus hijos de educarse mejor, esa mamás sí que lo agradecen.

Pero programas de educación bien vendidos también son muy rentables políticamente, eso se los digo simplemente porque el sentido de las prioridades no puede ser regido simplemente por la intensidad de los aplausos en el corto plazo sino son una perspectiva mucho más a largo plazo.

Hay un problema en la seguridad, la seguridad ciudadana tal vez en todas las ciudades -de acuerdo a las encuestas que se hacen casi que a diario- la preocupación número uno de los ciudadanos es la seguridad, se sienten inseguros y la seguridad ciudadana, el robo a los apartamentos, que los atracan en las calles, que el microtráfico, que el microtráfico alrededor de los colegios.  Ahí tenemos que trabajar de la mano, trabajar muy intensamente.

Y ustedes Alcaldes entrantes tienen que tomar conciencia que tienen que ser líderes en ese tema de la seguridad porque en última instancia ustedes son los responsables de la seguridad de sus respectivas ciudades.

Y el Gobierno está más que dispuesto muy interesado, es prioridad para mí también para que trabajemos juntos.

Estuve hace dos días en Medellín haciendo la evaluación con el Alcalde Aníbal Gaviria de un plan piloto que lanzamos hace unos meses, de una estrategia que en cierta forma incorporamos en la recomendación del Alcalde de New York que fue tan exitoso en bajar todos los índices de criminalidad, de delincuencia en la ciudad de New York que es además algo que en cierta forma el sentido común me dice que es lo que se debe hacer y con rigor y completo.

Y es concentrar la acción de la fuerza pública en aquellos sitios donde está concentrado el delito, eso es una constante y en todas las ciudades del mundo se ha descubierto que hay ciertos sitios que está concentrado el delito que no son difíciles de identificar, pero que si uno va un poco con la innovación que hicimos en Medellín, ya más al detalle en lugar de esta zona de varias cuadras, no, una zona específica y entonces hace más presencia, patrulla más, le da oportunidades a la gente para generar más confianza en la fuerza pública, los índices de criminalidad bajan sustancialmente.

Lo pudimos comprobar, no sé si el Alcalde les contó, pero aquí tengo unas cifras, el homicidio llevaba los puntos calientes, el homicidio en Medellín, ahí bajo 37 por ciento, el hurto a automóviles en esos sitios bajo 46 por ciento.

¿Cuánto llevamos Aníbal en ese plan piloto? Seis meses.

La criminalidad en general bajo 70 por ciento y eso es lo que yo quisiera que ustedes todos pudieran comenzar a incorporar, y ahí están para ayudarles con todo lo que sea necesario en políticas de ese tipo.

En otra ciudad, en Soacha, hace unos meses, allá en Soacha desarrollaron una aplicación en un celular que es utilizado por el ciudadano, cualquier ciudadano para avisar a la policía en tiempo real algo que esta anormal, que está sucediendo.

Si la ciudad se organiza con la policía para que las respuestas sea lo más rápido posible, el impacto de eso en la disminución de los homicidios o de los hurtos o de los atracos lo que recibo del microtráfico es impresionante.

Otra aplicación que se hizo en Medellín usando la tecnología y las denuncias de delitos a la Fiscalía, que mucha de la gente simplemente no denuncia porque les da pereza o les da miedo, no se acercan allá por pereza o por miedo, entonces se pusieron en marcha una políticas de denuncias a través del celular, a través del internet y eso ha adquirido ya un efecto muy positivo.

Porque uno de los eslabones que más daño a causado en la confianza de la gente en la Fuerza Pública y en el Estado en general, es que ven que los delincuentes los atrapan, los capturan los llevan y a los 4 días están otra vez ahí haciendo de las suyas en los sitios donde están operando.

De manera que el mensaje a ustedes es, la prioridad de la seguridad ciudadana es la prioridad del Gobierno. Ahora debe venir el Ministro de Defensa totalmente dispuesto a trabajar con ustedes como responsables de la seguridad de cada una de las ciudades para poder ser más efectivos.

Estoy seguro que trabajando de la mano de ustedes, con el liderazgo de ustedes en cada ciudad porque cada ciudad tiene también sus propios problemas, no es lo mismo el problema de Medellín que el problema en Riohacha y no es lo mismo el problema en Riohacha que el problema en Pasto, ahí diferentes tipos de problemas unos comunes denominadores, pero otros son circunstancias muy particulares a cada ciudad.

O sea, que cada ciudad tiene que ser como una especie de un vestido a la medida.

Y para eso estamos nosotros en el Gobierno, y la policía y si y trabajamos en común acuerdo para que además que las comunidades se entusiasmen para colaborar en la lucha contra la delincuencia ahí seremos muy efectivos.

Y repito ustedes lo van a ver, esa es la primera preocupación de todos los ciudadanos en cada una de las ciudades que ustedes van a administrar, o sea que ahí hay un tema muy importante.

Por su puesto el tema de la paz. Paz, equidad, educación.

Vuelvo y repito ayer tuvimos la oportunidad y va ver yo creo muchas oportunidades, aquí simplemente lo que quiero es hacerle otra incidencia en la oportunidad que tenemos todos, hacer una revolución en la infraestructura educativa, así como estamos haciendo una revolución en la infraestructura del país en las carreteras, en puertos, en aeropuertos, en la infraestructura educativa también tenemos una gran oportunidad, hay recursos asignados.

Y repito, ustedes lo van a ver, esa es la primera preocupación de todos los ciudadanos en cada una de las ciudades que ustedes van a administrar, o sea que ahí hay un tema muy importante.

Yo les dije ayer que por cada 100 pesos que pongan ustedes nosotros ponemos 250 con el criterio de utilizar eso para poder implantar la jornada única que es una gran inversión en el futuro del país, de la equidad del país en la mejor calidad del país.

Y eso también tiene un efecto colateral muy positivo  y es que esa construcción como las construcciones de vivienda doctor Henao, son construcciones que generan empleo inmediatamente, que genera una dinámica económica, entonces ahí hay un gana, gana de todo punto de vista sobre el tema de la educación, esta lo de la equidad, están los otros programas donde también podemos ser -si nos coordinamos- más efectivos, en los programas puramente sociales, ‘Familias en Acción’, en los programas que tienen que ver con las víctimas.

El tema de las víctimas es un tema muy importante, un tema que cada vez se va a volver más importante donde si juntamos los esfuerzos de las alcaldías y el Gobierno Nacional pues vamos a ser mucho más efectivos para satisfacer eso derechos de las víctimas que entre otras cosas, las Cortes nos han venido poniendo una serie de obligaciones que son costosas, para tratar de disminuir los costos hay que ser más efectivos, más eficientes con menos recursos, pues trabajando de la mano lo vamos a poder lograr más.

Y esta lo del tema de la paz, el tema de la paz ustedes me han escuchado y quiero simplemente actualizarlos en lo que estamos pero sobre todo planear desde ahora el futuro, futuro que yanto los alcaldes salientes como los alcaldes entrantes.

El tema de la paz en este momento mientras estamos nosotros aquí reunidos allá están reunidos en La Habana, lo que hemos llamado el grupo cuatro por cuatro, que son no mesa oficialmente sino cuatro miembros, con cuatro operaciones, para hacer las discusiones más agiles.

Están en el punto de la justicia, están acabando de aclarar unas diferencias en la interpretación de lo que se acordó el 23 de septiembre.

Yo espero que muy pronto ese proceso termine, es el punto más complejo pero veníamos diciendo desde el principio, el tema de la Justicia, de la Justicia Transicional, el tema de donde traza uno las línea entre Justicia y paz, ha sido y es el problema más complejo de cualquier proceso de paz.

Y aquí no es la excepción, este ha sido el tema más complejo, más sensible, más difícil de acordar pero yo creo que ya llegamos a unos acuerdos y lo que estamos es perfilando la interpretación de algunas de las disposiciones de este tema de la Justicia donde se creó como ustedes saben una jurisdicción especial para la paz, es la primera vez que sucede en la historia de la humanidad que en un proceso colombiano en lugar que vengan a imponer unos tribunales se acuerda las dos partes la creación de un tribunal para darle satisfacción a los requerimientos de la comunidad internacional, de la legalidad internacional, de la Corte Penal Internacional para que no haya impunidad, para que exista una investigación, un juicio, una condena y una sanción efectiva para aquellos responsables de crímenes de lesa humanidad de crímenes de guerra.

Y eso fue lo que se acordó, ya está a cordado, es un paso importantísimo. Lo que en este momento se está haciendo es  la interpretación sobre algunas causas, son 75 puntos de ese esquema que son los que vamos, complejo lleno de arandelas por así decirlo pero que en su estructura básica ya hay un acuerdo.

Esto se suma a los acuerdos que ya el país conoce, el pis uno cree que conoce pero no los conoce –yo hago algunas veces una especie de encuesta, gente muy informada, gente muy ilustrada que uno supondría que conoce los acuerdos- les digo ¿quiénes de ustedes han leído los acuerdos?

Y en ninguna reunión más del 10 por ciento alza la mano.

Y mucha veces voy a las universidades o me reúno con empresarios ¿ustedes realmente conocen lo que se ha venido acordando en La Habana? La gente dice que no.

Entonces permítame muy brevemente recordarles a ustedes porque ustedes tienen que ser en eso profesores, tienen que hacer mucha pedagogía sobre todo cuando terminemos todos los puntos porque ya está acordado hasta que todo este acordado, ustedes tiene necesariamente que convertirse en profesores de lo que allá se acordó explicar a la gente que aquí no hemos negociado el Estado, ni el Estado de derecho, ni la propiedad privada, ni nuestra política de desarrollo, ni nuestra política comercial, que nada de eso estuvo en la mesa de negociación ni se ha negociado, que no hemos negociado las Fuerzas Armadas, que no hemos negociado las Policía, que los alcaldes siguen mandando en sus ciudades, que el Presidente sigue mandando en el país.

Que nada de lo que mucha gente ha dicho que estamos negociando se negociado, ni siquiera se ha discutido.

Pero cuando tenga los acuerdos todos, ustedes van a tener que hacer una labor muy importante de hacer pedagogía en la conveniencia de hacer ese tránsito de un país en guerra durante 50 años a un país en paz.

Y ustedes tienen que ayudarme, ustedes tiene que ser mis socios, yo le agradezco mucho Harold (Guerrero) una vez más el apoyo que usted me acaba de expresar, porque lo necesito.

Esta es una paz que no es mía, lo he dicho mil veces, ni es mía, ni es de Germán Vargas, ni es del Ministro del Interior es la paz de todos ustedes de todo el país, la paz no le pude pertenecer ni a un presidente, ni aun gobierno, la paz le pertenece a todos los colombianos, yo celebro aquí están inclusive dos alcaldes del Centro democrático, yo les vi con la palomita de la paz me parece muy bien. 

Yo soy un demócrata, así me eligieron los colombianos para ser Presidente de todos los colombianos, ustedes pueden tener la absoluta seguridad y la absoluta tranquilidad, los dos alcaldes del Centro Democrático, que conmigo van a tener las mejores relaciones, conmigo van a poder trabajar sin ningún tipo de prevención, porque aquí tenemos que trabajar todos juntos.

Y en la paz, ojalá, podamos hacer lo mismo, todos juntos porque esa paz no es mía, no es del Gobierno es de todos los colombianos.

Y ese proceso de hacer pedagogía, los alcaldes van a jugar, un papel muy importante.

Los puntos que ya acordamos, el punto del desarrollo rural donde lo único que hay, se lo decía yo a los agricultores en la SAC, hace varias semanas en Villavicencio, lo único que hay aquí son cosas buenas, más bienes públicos, más hospitales, más carreteras, más proyectos productivos, acceso de los campesinos a las tierras si necesidad de quitarles tierras a nadie, afortunadamente en Colombia tenemos tierra de sobra para todo el mundo.

El tema de la profundización de la democracia, es un tema también que es de sentido común un tema donde las democracias que son la sumatoria de las instituciones y las instituciones son de cosa por personas, tienen que renovarse permanentemente para mantenerse al día, para no perder vigencia.

Con la democracia lo mismo. Todos los días vemos debates en todas las democracias del mundo y cómo podemos mejorar, lo que acordamos fue eso, profundizar nuestra democracia, ciertas regiones que no han tenido la representatividad que ha querido tener a ver si se les puede dar mayor representatividad, darles más garantías a la oposición, todo lo que cualquier democracia puede discutir.

Ahí no estamos, ni negociamos nada fundamental de nuestro Estado de Derecho en nuestro sistema democrático, nada, refinación en la profundización de nuestra democracia.

El tema del narcotráfico, un tema importantísimo.

Es increíble que la comunidad internacional ha valorado muchísimo más de lo que lo hemos valorado nosotros los colombianos.

Si hay un país en el mundo que ha sufrido el narcotráfico pues hemos sido los colombianos. Todas nuestra expresiones de violencia en una u otra forma están atravesados por esa flecha venenosa del narcotráfico han sido financiados por ese combustible del narcotráfico.

Uno de los jugadores más importantes, en eso ha sido las Farc, que se han financiado del narcotráfico, y ellos mismo lo reconocen, ellos no reconocen que son narcotraficantes pero reconocen que la plata del narcotráfico la han utilizado para financiar su organización.

Y en eso se han dedicado es a defender la fuente de financiación, por eso cuando van nuestros soldados o los policías a radicar en las zonas más alejadas del país se encuentran con los francotiradores o con las minas puestas por las Farc.

Cuando vamos a destruir laboratorios en Nariño o en Antioquia,  allá se encuentran con la resistencia de las Farc, las Farc se comprometieron a comenzar a colaborar con el Estado para hacer del narcotráfico un capítulo de la historia, imaginasen lo que eso significa, pero en cierta forma que comiencen en lugar de defender los cultivadores de coca y a los laboratorios ahora nos ayuden a sustituir los cultivo ilícitos y a destruir los laboratorios de coca.

Ahí hay una oportunidad de oro.

Donde tenemos también todos los alcaldes que en esfuerzos con el Gobierno para atacar lo que queda de eso, que son las bandas criminales, eso va ser una prioridad.

Y las bandas criminales no es solamente el ‘Clan Úsuga’, que a propósito ahora voy a anunciar unos golpes muy fuertes.

En estas últimas 24 horas se han capturado personajes de esta mafia que ya sumados en estos ya son como 100 los que hemos venido capturando, porque ese ha sido y va ser nuestra prioridad en este momento darle duro a las bandas criminales que van ser una secuela de este proceso de paz.

Y esas bandas criminales no solamente son un grandes bandas sino son también unas banditas que se meten en las ciudades y que operan como mafias en las localidades, en los barrios con todas ganas de controlar el territorio, extorsionan aquí, extorsionan allá, controlan el microtráfico, extorsionan a los buses, extorsiona a los taxistas.

Ahí lo que tenemos que hacer, porque nosotros con la Fiscalía estamos sofisticando cada vez más, mejorando, fortaleciendo la lucha contra el crimen organizado.

Y hablando de crimen organizado, en la reunión que tuvimos con el Alcalde Aníbal Gaviria hace dos días, ahí hicimos también un balance de un delito que está afectando a todos los colombianos y el que más afecta al ciudadano común y corriente que es el robo de los celulares aquí en Montería, en Pasto, en cualquier de estas ciudades se hace una encuesta y el delito más frecuente es el robo de celulares.

Estamos haciendo toda una política para combatir ese robo de celulares como producto de un crimen organizado porque lo es, los que roban los celulares no son unos jovencitos que les dio por robar el celular, no, eso es una mafia controlada nacional e internacionalmente porque los celulares que le roban a ustedes aquí en Montería aparecen en el Ecuador y de Ecuador aparecen en Argentina y eso es todo una mafia. Muy poderosa, además con muchos recursos.

Entonces ya estamos combatiendo esas mafias con colaboración de los operadores, los celulares que se van a robar se roba aparecen apagados casi que automáticamente.

Estamos –ojo que ahí- los alcaldes me van a tener que ayudar mucho, sitio donde roben, donde vendan celulares robados sitio que entra a extinción de dominio.

Les quitamos la propiedad, si aquí en Montería hay 20 sitios se va con la policía, los identifican y automáticamente – si es un apartamento, si es local lo que sea- a extinción de dominio.

Tenemos que ser efectivo y ya comenzamos a ser efectivos en ese proceso en lo poco que llevamos, esta política lleva dos o tres meses. Ahí la colaboración de ustedes va ser absolutamente fundamental.

Y volviendo a lo de la paz, entonces los 4 puntos porque si el tema de la Justicia lo resolvemos, falta cerrar el tema de víctimas. El tema de víctimas tiene 4 componentes, son los derechos de las víctimas, el derecho a las Justicia, el derecho a la verdad que eso ya está resuelto, la comisión de la verdad que se(…), el derecho a la reparación ahí faltan algunos aspectos que tenemos que acordar y el derecho a la no repetición.

Terminamos ese capítulo de las víctimas y pasamos al capítulo del fin del conflicto. Como vamos a negociar y ahí lo que les he dicho a estos señores de las Farc, ustedes piden cese al fuego bilateral yo les digo: sí, pero tienen que ser cese al fuego bilateral y definitivo.

Solamente cese al fuego sino cese al fuego sin hostilidades y para eso tenemos que avanzar en la negociación.

Ustedes vieron que yo hice una propuesta al Comandante de las Farc que nos metiéramos como en un cónclave, que no saliéramos de allá hasta que no tuviéramos todos esos puntos resueltos.

El punto del fin del conflicto tiene que ver con la forma con que se van a desarmar porque una de las líneas rojas de las muchas líneas rojas que hemos puesto y desde un principio es que no hay posibilidad que puedan hacer política con armas porque se trata de este proceso, todo se trata de este proceso precisamente que dejan las armas para hacer política.

Como es que se van a desarmar, como es que va a ser el cese al fuego bilateral y de hostilidades además porque yo les he dicho con toda claridad que ellos no pueden pretender que les diga a mi Fuerza pública que deje de atacarlos si ustedes siguen extorsionando, traficando o haciendo minería ilegal.

Eso es una contradicción, no hay la menor posibilidad que eso sea así, entonces va haber un momento donde ellos se tendrán que concentrar y dejar de secuestrar ya sea o dejar de extorsionar, dejar de traficar y dejar de producir dinero con minería ilegal.

Esos recursos tienen que venir de alguna parte.

Entonces muy posiblemente esos recursos vengan de la cooperación internacional.

Pero eso tiene que administrarse, y tiene que controlarse, y tiene que garantizarse.

Y eso es lo que tenemos que negociar en ese último punto del fin del conflicto.

Cómo va a ser esa transición. En dónde se van a concentrar.

Quién va a garantizar esa concentración, la seguridad de ellos.

Ahí es donde entra Naciones Unidas.

Naciones Unidas ya está hoy participando, por petición de ambas partes, en facilitar esa discusión.

Y Naciones Unidas, esperamos sea la que nos ayude a controlar esas zonas donde están concentradas, a garantizar que allá va a haber seguridad y la administración de esas zonas y que haya un tercero, como Naciones Unidas, que nos ayude a generar confianza.

Para eso se requiere un mandato, un mandato de las Naciones Unidas.

No hay sino dos caminos para ese mandato: o la Asamblea General o el Consejo de Seguridad.

Algunos han dicho que por la Asamblea General porque el Consejo de Seguridad se mete en asuntos que no nos conviene que se meta.

La respuesta a eso es muy sencilla: estamos contra el tiempo.

Un proceso en la Asamblea General se demora mínimo de seis a ocho meses. En el Consejo de Seguridad se puede demorar 15 días.

Por eso yo me anticipé y me puse a hablar con los países que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad, personalmente: con el Presidente de Estados Unidos, (Barack Obama); con el Presidente de la China, (Xi Jinping); con el Presidente ruso (Vladimir Putin); con el Presidente de Francia (François Hollande); con el Primer Ministro de Inglaterra, (David Cameron).

El Primer Ministro de Inglaterra, que dicho sea de paso, está presidiendo el Consejo de Seguridad.

También hablé con otros mandatarios que también están en el Consejo, por ejemplo España, Malasia, y varios otros, simplemente para decirles: queremos que nos apoyen en el Consejo de Seguridad para que nos den un mandato totalmente limpio, es decir que no nos metan ‘micos’, que no metan otros temas que no nos interesa que Naciones Unidas se meta en Colombia. 

Y como este es un caso, tal vez el único caso de éxito, que las Naciones Unidas en este momento pueden en cierta forma abordar, porque los demás son los problemas insolubles, todos están ansiosos de poder ayudar.

El Primer Ministro británico me dijo: mire, yo seré, hay una expresión en inglés, el pen holder, el que va a redactar la resolución. 

Yo pongo las palabras que ustedes los colombianos quieran, porque todos quieren mostrar un caso de éxito.

Por eso no hay ninguna posibilidad, ni ningún peligro que el Consejo de Seguridad se meta en lo que siempre se ha querido meter hace algunos años.

Pero es que el mundo, y el país ha cambiado 180 grados.

Por eso, para algunos que han querido decir que ese no es el camino correcto yo les digo: es el camino correcto, es el único camino.

Entre otras cosas, porque ustedes se imaginan hacer uno todo el proceso en la Asamblea General -y se requiere unanimidad- con un solo país que de pronto levante la mano, Burundi, o Ruanda, digan: y esos recursos que van a invertir en Colombia, que se van a gastar en Colombia, son recursos que podrían gastar en mi país en tal cosa, de pronto yo me opongo. Y con eso se cayó la resolución.

Por eso no podemos exponernos a eso. Otra de las razones por las cuales hay que ir por el Consejo de Seguridad.

Y apenas el mandato del Consejo de Seguridad se dé, pues entonces podemos poner en marcha efectivamente el cese al fuego.

Entonces en cierta forma todo es como una especie de ajedrez con varios tableros al mismo tiempo.

Tenemos que ir avanzando. Y paralelamente a eso estamos también ganando tiempo en nuestra propia legislatura.

Por eso hay un proyecto de acto legislativo en el Congreso que lo único que busca es acortar los tiempos entre el momento en que se firmen los acuerdos y el momento en que se comienzan a implementar esos acuerdos.

Está comprobado, créanme que yo me he estudiado todos los procesos de paz en el mundo, la preocupación mayor, donde algunos han fracasado, es el permitir demasiado tiempo entre el momento en que se firman, y el momento en que se implementan.

Y lo que estamos buscando con ese proyecto de acto legislativo -las senadoras lo conocen muy bien- es simplemente acortar los tiempos.

Que en lugar de demorarse un año completo en una reforma constitucional u ocho debates para una ley estatutaria u otra ley, poder hacer eso mucho más rápido y acortar el tiempo para poder ser mucho más efectivos en la implementación de los acuerdos.

Entonces lo que busca ese proyecto de acto legislativo es eso.

Y al mismo tiempo, yo me comprometí con el pueblo colombiano desde el principio, no lo tenía que hacer, no era obligación, nadie me dijo que lo hiciera, lo hice yo de mutuo propio, porque así soy, ese es mi talante, le dije al pueblo colombiano: no se preocupen, cualquier cosa que yo acuerde será sometida a una refrendación del pueblo colombiano.

Que el pueblo colombiano tenga la última palabra. Que diga si compra la paz, o no la compra.

Y para eso buscamos diferentes caminos para refrendar, por supuesto las Farc querían una asamblea nacional constituyente, les hemos dicho desde un principio. Señores la asamblea nacional constituyente no es un sistema para refrendar, es un sistema para renegociar todo, porque lo primero que podría hacer esa asamblea nacional constituyente, es:    no nos gustó nada de lo que se negoció aquí, venga y negociamos algo totalmente nuevo.

Entonces dónde quedan los acuerdos, en la basura. Entonces eso no es un mecanismo de refrendación. Algunos dicen que el referendo, pero lo dicen con malas intenciones, porque ustedes se imaginan un referendo sobre 64 puntos, es imposible de administrar, nadie lo entiende y con un punto que no salga se cae todo el acuerdo.

Y es que además un acuerdo de paz es un acuerdo integral, un acuerdo donde hay cosas buenas y cosas malas, pero lo que el pueblo colombiano, y aquí ustedes me tienen que ayudar y se los pido encarecidamente que me ayuden a que expliquen eso a los colombianos, lo que van a decir es mire, este es el costo de la paz, sí hay unos ‘sapos’ que nos tenemos que tragar, entonces a tal guerrillero no lo vamos a meter 60 años a la cárcel sino 8,  y de pronto algunos miembros de las Farc van a aparecer haciendo política, es que de eso se trata un acuerdo de paz.

A muchos no les puede gustar que hagan política, pero yo prefiero que hagan política y no que sigan en el monte secuestrando, extorsionando, volando oleoductos y haciendo la guerra que han venido haciendo en los últimos 50 años.

Entonces el pueblo colombiano va a tener que decidir, lo que negociamos en La Habana, y créame que lo que negociamos en La Habana es un costo mínimo frente al costo de continuar esta guerra otros 20 o 30 años.

Y eso es lo que el pueblo colombiano tiene que decidir, sí o no, el paquete no punto por punto porque en la propuesta que se punto por punto, porque en la propuesta que sea punto por punto ahí hay una propuesta malévola de garantizar que eso se cae en ese momento en que se presente en esa forma porque como lo digo el acuerdo es integral.

Ustedes se imaginan que la gente diga sí, yo aceptó este punto y este otro, pero la participación política no la aceptó, los beneficios jurídicos tampoco los aceptó ¿dónde queda el acuerdo? Queda roto en mil pedazos.

Entonces la forma más fácil es un plebiscito. Un plebiscito por una sola vez. Algunos dicen que el Presidente se está volviendo un dictador, un Chávez, no señores, esto es para una sola vez, para algo tan importante como es la paz en Colombia.

Y vamos a hacer un plebiscito por una sola vez con un umbral más bajo pero ahí podrá votar todo el mundo, yo aspiro que esto sea una cosa masiva, que no voten los cinco millones, que voten muchos más y ojalá todos a favor del sí, para que podamos utilizar y con esto termino, ese plebiscito como un punto de quiebre en nuestra historia.

Las sociedades necesitan ese punto de quiebre para unirse y para decir, mire vamos a hacer un punto de quiebre, un punto de inflexión, aquí vamos a tener otro capítulo de nuestra historia, que bueno que les va a tocar a ustedes los alcaldes y alcaldesas entrantes, esa oportunidad.

Todos nos unimos a decir, esa nueva Colombia, esa Colombia con más equidad, mejor educada.

Esa Colombia más prospera, esa Colombia que podamos ser, es que los colombianos tenemos unas riquezas impresionantes que no hemos podido aprovechar por esta guerra, y porque muchas veces nos polarizamos, y porque muchas veces nos pelamos, si nos unimos entorno a una causa así como nos unimos entorno a la selección Colombia cada vez que juega, así que los países dan esos saltos cualitativos de la historia.

Y yo espero que con ustedes los alcaldes salientes como jefes de debate y los entrantes como mandatarios, podamos movilizar al país en esa dirección, y que me ayuden también a hacer esa pedagogía que será necesaria para que el pueblo colombiano entienda la importancia que tiene ese paso que vamos a dar.

Y ahí se nos va a facilitar a todos, se los aseguro, todos esos propósitos de mejorar nuestros indicadores sociales y en mejorar esos indicadores en materia de infraestructura, nuestros indicadores en materia de educación.

La paz nos va a permitir el solo crecimiento del país 1 por ciento más es un beneficio enorme en materia de creación de empleo, en sus ciudades cuántos desplazados están pidiendo cupos en los hospitales, en los colegios que si no encuentran empleo de pronto se van es a robar.

Eso tenemos que pararlo y por eso el beneficio es para todo el mundo, las señoras en Bogotá que dicen no es que la no es con ellas, sí es con ella, porque entonces se preocupa porque su hijo va para el parque y en el parque hay otro pelado que le va a robar los tenis o lo va a meter en la droga, eso también tiene que ver mucho con la guerra.

Por eso esta oportunidad que tenemos los colombianos de parar esa guerra de 50 años, es una oportunidad que tenemos que aprovechar lo que yo quiero es aprovecharla con ustedes.

Muchas gracias