Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la instalación de la Feria del Trabajo Decente

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la instalación de la Feria del Trabajo Decente

 Bogotá, 7 oct (SIG).


Un saludo muy especial a todos los aquí presentes. Y aquí estoy porque me parece que este evento,  lo que esto simboliza, encarna muchísimo lo que hemos querido hacer en el Gobierno desde el principio, que además tiene mucho que ver con esta palomita.

En el primer día de Gobierno, inclusive desde la campaña hace más de 5 años, el tema del trabajo, el tema del empleo, se nos convirtió en una prioridad por muchas razones.

Ustedes me han escuchado en forma insistente diciendo que yo quisiera hacer realidad una visión que yo tengo para este país. Un país en paz, un país con más equidad –porque esto es un país con unas inequidades vergonzosas, unas diferencias realmente abrumadoras que tenemos que continuar tratando de reducir– y un país mejor educado.

La educación, como ven, es tal vez el factor de movilidad social más efectivo en cualquier sociedad. A través de la historia, en un mundo como el que estamos viviendo, cada vez más globalizado, cada vez más competitivo, ese factor de la educación, de la calidad del capital humano es muy importante.

Y son tres conceptos que están relacionados los unos con los otros. Si queremos más equidad tenemos que dar más oportunidades de educación a todo el mundo. Y hemos hecho un gran esfuerzo en ese sentido.

Si queremos paz y sobre todo una paz sostenible en el tiempo,  necesitamos tener un país más equitativo.

Y el empleo, el trabajo, el trabajo decente, entra a jugar en forma determinante para lograr esos objetivos, porque es a través del empleo, del trabajo decente, de oportunidades de trabajo, que vamos a poder reducir esas inequidades, que vamos a poder tener paz, que vamos a poder reducir la pobreza.

Y por eso desde el principio fue prioridad para nosotros el tema del empleo.

En cada decisión en el Conpes, o en el Consejo de Ministros cuando vamos a tomar alguna decisión importante de inversión, yo les he dicho a todos los ministros que me valoren el impacto de esas decisiones en la lucha contra la pobreza y en la generación de empleo.

Las inversiones que estamos haciendo, por ejemplo en las obras de infraestructura –las inversiones más grandes de la historia– ahí tienen un componente de empleo muy importante. Las inversiones que estamos haciendo para promover la vivienda, ahí tienen un componente de empleo muy importante. Y así sucesivamente.

Y no solamente en cantidad sino también en calidad. Y ahí también hemos hecho un esfuerzo inmenso en tratar de combatir algo que todavía nos golpea duramente, que es la informalidad.

La informalidad sigue siendo la regla y no la excepción, a pesar de que la creación de empleo que hemos logrado en estos últimos años ha sido mayoritariamente empleo formal. Pero aun así los porcentajes de informalidad siguen siendo demasiados altos.

Pero el esfuerzo que hemos hecho en todos estos años en los diferentes frentes que tiene que ver con este concepto de trabajo decente, nos han dado unos resultados bastante positivos. Creo que podemos, Lucho, sacar pecho en el sentido de que ahí hay unos resultados.

Pero somos los primeros en ser conscientes de que nos falta mucho camino por recorrer en calidad de empleo, en acceso al empleo, en muchos de los factores que componen ese concepto del trabajo decente.

Hemos creado un número de empleos, de trabajos en el país que si lo comparamos con otros países de América Latina hemos sido el país más exitoso. Eso no lo digo yo lo dice la Cepal, lo dicen todas las instancias internacionales. Pero aun así tenemos más de 2 millones larguitos, de colombianos que están buscando empleo y no lo encuentran.

Hemos bajado la informalidad ¿en cuánto Lucho?

(…)

Para allá iba yo en la parte de la informalidad, precisamente, sigue siendo demasiado alta.

Cuando uno comienza a analizar, ayer estuve en un evento sobre las ciudades capitales, la disminución de la desigualdad en las ciudades ha sido por primera vez significativa, aunque las diferencias siguen siendo abrumadoras.

Pero en el campo las diferencias son enormes. Y la informalidad es muchísimo más alta y la pobreza por eso es muchísimo más acentuada. Entonces ahí viene lo que les decía que el trabajo, el empleo y que todo este concepto, la visión de un país en paz, más equitativo, mejor educado está todo entre lazado.

Si logramos esa paz, si logramos sacar el conflicto del campo que ha sido el obstáculo para llevar inversión, para poder llevar más progreso al campo pues ahí vamos a tener una inmensa oportunidad de concentrarnos donde está más concentrada la informalidad y está más concentrada la pobreza.

Y por consiguiente hacer un esfuerzo para llevar el trabajo decente al campo, tiene unos retornos sociales y económicos enormes. Y yo creo que si logramos esa paz vamos a tener mucha más facilidad porque parte del obstáculo natural, de ir a ciertas zonas del país es la presencia del conflicto armado.

Y de ahí la relación que hay entre paz y equidad, educación y trabajo.

Y por qué no hacemos como una especie de rendición de cuentas Lucho sobre este concepto de trabajo decente. Los esfuerzos que hemos hecho, dónde nos ha ido bien, dónde no nos ha ido bien y vayamos analizando punto por punto.

Usted mencionaba. Nosotros quisimos abarcar este tema desde la infancia hasta la vejez. Trabajo infantil que ha sido uno de los objetivos que hemos querido combatir para ir reduciendo el trabajo infantil, cumplir además con todas las obligaciones internacionales.

¿Ahí qué hemos hecho?

(Intervención del Ministro de trabajo)  

Muchas gracias Lucho, seguimos trabajando por el trabajo decente, y a todos ustedes muchas gracias por esta oportunidad.