Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al término de la reunión de la Mesa de Pobreza

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al término de la reunión de la Mesa de Pobreza

 Bogotá, 16 oct (SIG).

Buenos días, como ustedes saben existe una Mesa de Pobreza compuesta por varios de los ministros del área social y varias de las instituciones que tienen que ver con las políticas sociales.

Y cada seis meses se hace una reunión de esta Mesa para revisar los avances y para ir definiendo los pasos a seguir, y también si hay problemas, obstáculos poderlos solucionar.

Nos reunimos hoy porque mañana es el Día Internacional de la Pobreza Extrema y ahí tenemos unos resultados bien importantes.

Los resultados de la pobreza a junio de este año, del 2015, la pobreza está en el 28.2 por ciento. Esto se compara con el 39 por ciento que encontramos nosotros en el año 2010, del 39 al 28.2 por ciento.

La pobreza extrema se colocó por primera vez por debajo de 8 por ciento, lo cual era impensable en el año 2010, porque encontramos la pobreza extrema en un nivel superior al 13.5 por ciento.

En el año 2014 esa pobreza extrema bajo y cerramos al 7.9 por ciento.

Y la meta que nos propusimos en el Plan de Desarrollo para el año 2018 es reducirla al 6 por ciento, 6 por ciento para el año 2018 la pobreza extrema, y como ustedes saben nuestra meta es erradicarla de aquí al año 2015.

Según el Dane  (Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas) ya hay 7 departamentos que cumplieron con la meta del año 2018, es decir que tienen una pobreza extrema por debajo del 6 por ciento.

¿Cuáles son esos departamentos?: Atlántico, Bogotá, como Distrito Capital, Cundinamarca, Risaralda, Santander, el Valle del Cauca y San Andrés.

En San Andrés, como ustedes me escucharon hace un par de días que estuvimos allá, nos propusimos desaparecer la pobreza extrema antes de que termine mí Gobierno. Y creo que podemos hacer eso con varios departamentos.

Entre el año 2013 y el año 2014, y esto es una buena noticia para las ciudades, de las 23 ciudades donde se hizo el estudio, en 19 se redujo la pobreza extrema. Y 17 de las 23 ciudades mejoró en algo que para nosotros es igualmente importante, la distribución del ingreso, o sea se redijeron las brechas, se disminuyó la inequidad.

Y Colombia como lo hemos venido diciendo, se está convirtiendo, ya se ha convertido en un país de clase media, el 67.5 por ciento de los colombianos pertenece hoy a la clase media.

Clase media que se divide en dos: La clase media consolidada, que representa un 30.5 por ciento de la población y es la que ya tiene muy pocas probabilidades de caer nuevamente en la pobreza.

Y la otra clase media es la que se llama clase media emergente que todavía tiene posibilidades de caer nuevamente en la pobreza, y ese porcentaje es del 37 por ciento.

Hemos visto en estos últimos años una muy fluida movilidad social, y ha sido real. 4.4 millones de colombianos han salido de la pobreza, 3.8 pasaron de la clase media emergente a la clase medio consolidada de es esos 4.4 millones salieron de la pobreza y 3.8 pasaron a la clase media consolidada. 8.2 millones de colombianos cerca del 20 por ciento de la población mejoró su nivel sus condiciones de vida.

En materia de equidad en los últimos cuatro años el 20 por ciento más pobre de la población, 20 por ciento más pobre el quintil más pobre, aumentó su ingreso real 26 por ciento y el quintil más rico, 20 por ciento más rico, lo aumentó en 10 por ciento.

Eso es equidad. Eso es tener unas políticas que están cerrando las brechas. El éxito de nuestra política social dependerá de si esa movilidad se sostiene hacia el futuro, la política social debe sacar la gente de la pobreza pero sobretodo evitar que vuelva a caer en la pobreza.

Y en eso orden de ideas la Mesa decidió focalizar, porque esa es la forma más efectiva de luchar contra la pobreza, focalizar aún mejor las acciones del Gobierno.

Decidimos articular mejor los programas en torno a la meta de la superación de la pobreza, programas que tienen que ver, por ejemplo, con el analfabetismo, programas que tienen que ver con la vivienda rural con la generación de ingresos, que son factores que inciden muchísimo en que una familia sea o no pobre extrema.

Alfabetizando 600 mil colombianos, con esa medida podrían salir más de dos millones de personas de la pobreza multidimensional y por qué, porque en un hogar cuando hay una persona que es analfabeta el hogar se considera que está en situación de pobreza. Si esa persona se alfabetiza todo el hogar sale, si es el único factor que le falta, del índice de la pobreza.

Por eso es tan efectivo concentrar, focalizar, las políticas. Alinear los sistemas de información para trabajar alrededor de los índices de pobreza multidimensional y ahí vamos a tener mejor información con más posibilidades de cruces que nos va permitir ser más eficientes.

En algunos programas el DPS tiene programas que al mismo tiempo están haciendo la Unidad de Víctimas que al mismo tiempo puede estar haciendo el Ministerio de Agricultura, entonces al cruzar vamos a poder identificar las familias que realmente están recibiendo los servicios del Estado, no duplicar esfuerzos y hace rendir mucho mejor los recursos.

Ahí se presentó una nueva metodología para el Sisbén que nos va a permitir controlar mejor, que no se cuelen quienes no deben estar en el Sisbén y además un mejor seguimiento de las acciones contra la pobreza.

Por otro lado, mi ejército social, los cogestores que tanto bien le hacen a este país, sobre todo a los más vulnerables, van a pasar de la Agencia de Pobreza Extrema a hacer parte del DPS, para estar al servicio de otras entidades.

Ellos han demostrado su eficacia, han demostrado su eficiencia que ese sistema funcionar, entonces asumirán responsabilidades que les darán otras entidades del Gobierno para que podamos ser más efectivos como un todo en nuestra políticas social, sobretodo en la política contra la pobreza extrema.

Con esta integración se va a fortalecer la Red Unidos que hoy acompaña a más de un millón de hogares en pobreza extrema, hay un millón de hogares que tiene todo un registro de los factores que tienen que mejorar para salir de esa pobreza extrema.

Eso es un avance muy importante, lo que vamos a hacer hacia adelante es coordinarnos mejor para que más y más gente salga más rápido de la pobreza extrema y habrá una mayor cobertura de esos cogestores sociales en las zonas rurales porque allá está concentrada la pobreza extrema y concentrada la pobreza. Vamos a trasladar cogestores que están hoy en las ciudades, que no se requieren tanto porque las ciudades han avanzado bastante en la lucha contra la pobreza extrema y vamos a concentrar esos cogestores donde está concentrada la pobreza extrema.

Di instrucciones, además, para que el Departamento Nacional de Planeación y el Departamento de Prosperidad Social trabajen conjuntamente para tener una política más proactiva de atención especial a esa clase media emergente, a la que tiene posibilidades todavía de caer en la pobreza.

Esto coloca a Colombia como el primer país en Latinoamérica que tiene una política dirigida a esa parte de la clase media, a la clase media vulnerables, la que puede caer nuevamente en la pobreza.

Durante octubre los ministros y viceministros, les he dicho que sean cogestores por un día -eso lo hemos hecho en el pasado pero vamos a repetirlo- para que vean de primera mano la realidad de los colombianos que viven en la pobreza extrema: que vayan con nuestro ejército social a visitar las familias a preguntarles cómo van, en qué han mejorado, en que no han mejorado y qué necesitan para poder salir de esa pobreza.

Ese es un ejercicio que yo lo he hecho varias veces, lo voy a volver hacer con mis ministros; lo entusiasma a uno, porque ve uno que si hay un esfuerzo coordinado del Gobierno –y aquí ha ayudado mucho también el sector privado- podemos seguir siendo victoriosos como lo hemos venido haciendo afortunadamente en esta lucha contra la pobreza y la pobreza extrema.

Aunque somos conscientes de las dificultades que tenemos y el mucho camino que tenemos todavía por recorrer.

Todavía nos queda mucho camino por recorrer.

El 28 por ciento de los colombianos en la pobreza es demasiada pobreza, y por eso no vamos a bajar la guardia.

Muchas gracias.