Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la inauguración del Tranvía de Ayacucho en Medellín

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la inauguración del Tranvía de Ayacucho en Medellín

 Medellín, 20 oct (SIG).

Qué bueno estar aquí en Medellín hoy para este acto lleno de simbolismo. La vez pasada que estuve en Medellín fue este sábado hace ocho días, que le entregamos a Mariana Pajón, el día de sus cumpleaños, una promesa que le hicimos cuando ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, de una pista de bicicrós, la mejor pista, dicen los arquitectos, los entendidos del mundo.

Hacía unos días había venido a Medellín a inaugurar el Congreso Mundial de Turismo. Me decía el Presidente del Congreso que nunca en la historia del Congreso había asistido tanta gente como en ese Congreso que realizó Medellín.

En unos días vamos a celebrar aquí la reunión presidencial con Perú, con el Presidente del Perú, en un esquema que tenemos de gabinetes binacionales. Se reúnen los dos gabinetes y van por todos los problemas de las relaciones bilaterales. Nos vamos a reunir aquí después de las elecciones.

Digo esto porque Medellín está en una transformación, que no solamente lo reconoce toda Colombia sino el mundo entero. A donde voy por el mundo me dicen: Medellín, esa ciudad que tenía la fama del narcotráfico y la violencia, hoy tiene un rostro totalmente diferente. La ciudad más innovadora, la ciudad emprendedora, la ciudad que es capaz de mostrar cómo de la adversidad sale, se forja el carácter y obtiene resultados. Algo parecido que decía el Gobernador con el Metro, que comenzó lleno de dificultades y hoy es un ejemplo para todo el país. 

Esta obra, este Tranvía de Ayacucho, tiene el simbolismo que ustedes acaban de presenciar: la comunidad desarrollando un sentido de pertenencia, la ciudad orgullosa. Eso es lo que va construyendo sociedades, lo que va construyendo comunidades, ciudades, departamentos, países.

Por eso qué bueno estar aquí. No vine a cobrar nada, porque no tengo nada que cobrar. Es hecho ciento por ciento por Medellín, financiado por Medellín. Lo que vengo es a felicitar. A felicitarlo a usted, Alcalde. A usted, doctor Ramiro Márquez. Pocos de ustedes saben que no solamente trabajamos juntos cuatro años en el Metro, sino que hace 15 años el doctor Márquez, el doctor Ramiro, fue mi secretario general en el Ministerio de Hacienda durante un tiempo,  tal vez el más difícil que ha vivido la economía colombiana en los últimos 100 años.

Muchas felicitaciones a todos los que han tenido que ver con esta obra, que realmente lo entusiasma a uno como colombiano, a mí como Presidente. Una obra que tiene ese simbolismo de que las cosas se pueden hacer, se pueden hacer bien. Pero además es una introducción hacia el futuro, una movilidad sostenible, limpia, con unas características muy especiales, conectada con unos cables, ejemplo del mundo, como lo mencionaba el señor Alcalde.

Nació nuevamente el tranvía después de 64 años. El último tranvía aquí en Medellín dejó de existir el año en que yo nací. Y qué bueno venir aquí a darle vida nuevamente al tranvía y a tantas cosas buenas a las que podemos darles vida en este país, que por A, B o C motivo dejaron de existir, pero que tenemos el temple y la voluntad para que vuelvan a revivir.

Los ferrocarriles a nivel nacional, el transporte fluvial, que fue tan importante hace mucho tiempo y, por supuesto, las obras de infraestructura que estamos construyendo aquí en Antioquia y en el resto del país.

El señor Gobernador decía que esta es la última vez que se va a dirigir a una audiencia como ésta, antes de que elijan un nuevo gobernador o un nuevo alcalde. Yo quiero aprovechar esta oportunidad para referirme precisamente a ese hecho, porque es la última vez que creo que voy a venir a Medellín antes de que elijan nuevos gobernadores o nuevos alcaldes. Iba a venir el viernes a Jericó a la entrega de la moneda, que va a llevar a la Madre Laura, pero infortunadamente no voy a poder venir, va a venir el Ministro de Hacienda. De manera que esta es la última vez que estoy con el Gobernador y con el Alcalde sin gobernantes ya electos.

Por eso quiero aprovechar esa oportunidad y decirles a los dos, a Sergio Fajardo y a Aníbal Gaviria, muchas gracias. Muchas gracias por ese trabajo que ustedes realizaron, por esa permanente buena disposición a trabajar con el Gobierno Nacional. Creo que hemos trabajado desde el primer día en que ustedes fueron elegidos. Usted,  Sergio, a la Gobernación de Antioquia. Usted, Aníbal, a la Alcaldía de Medellín. Hemos trabajo en forma coordinada, de forma muy eficaz, y creo que los resultados están a la vista. Los resultados que ustedes han obtenido y que hemos obtenido juntos en muchos frentes, la gente ya lo está percibiendo y lo seguirá percibiendo hacia el futuro.

Hace unos días estuve en las Naciones Unidas, en la Asamblea General, poniendo en marcha los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una iniciativa que Colombia propuso en la Cumbre de Rio+20 hace un par de años, y que la Asamblea la acogió por unanimidad y se lanzaron esos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Y dentro de esa celebración de las Naciones Unidas se hicieron varios eventos sobre diferentes objetivos. Uno de ellos es la lucha contra la pobreza. Y ahí Colombia apareció como un ejemplo.

Un evento que hizo el Primer Ministro Británico diciendo: Dentro de los diferentes objetivos, esta lucha contra la pobreza queremos en la Gran Bretaña liderar un grupo de trabajo para impulsar todas las políticas que han sido eficaces, para ver si podemos, de aquí al año 2030, erradicar la pobreza extrema. Y puso a Colombia, ya nos invitó, como ejemplo de un país que en los últimos años ha reducido la pobreza y la pobreza extrema como pocos países en el mundo. Yo, por supuesto, me hinchaba de orgullo y sacaba pecho.

Pero les quiero decir que esas cifras que Colombia puede mostrar, el departamento que más contribuyó y la ciudad que más contribuyó a las cifras que hoy está resaltando Naciones Unidas como un ejemplo de un país que tiene resultados sociales, fueron Antioquia y Medellín.

Ese programa que mucha gente nos decía que era una utopía y que era una demagogia, las 100 mil viviendas gratis, que lanzamos hace un par de años, diciendo: los más vulnerables tienen que tener oportunidad de tener su casa propia, el departamento que más casas construyó y la ciudad que más viviendas gratis construyó fueron Antioquia y Medellín.

Hay resultados de todo tipo. En la parte social el número de familias del programa que ha sido tan importante en la lucha contra la pobreza, Más Familias en Acción, el programa de Red Unidos, donde más se ha aumentado ha sido en Medellín y en Antioquia. Lo beneficiarios de Colombia Mayor, esos programas para los adultos mayores, que ha tenido una repercusión tan positiva de ayudar a las personas que entran a la tercera edad y que no tienen ningún tipo de protección, donde más se ha aumentado ha sido aquí en Antioquia y en Medellín.

En materia de obras producto de la reforma a las regalías, por ejemplo, algo que creo que ustedes no sabían: esa reforma a las regalías ha sido una de las reformas más importantes que se ha hecho en este país en las últimas décadas. Antioquia fue uno de los departamentos más beneficiados con esa reforma.

¿Pero por qué fue tan beneficiado? No solamente por los recursos, sino porque tuvo la agilidad y la eficacia de estructurar rápidamente los proyectos, de presentarlos, y por eso se llevó una parte muy importante de esas regalías: son más de 750 proyectos que ya se hicieron o que se están haciendo en materia de regalías. Proyectos que ahí están a la vista de todo mundo. Eso no lo puede decir ningún otro departamento.

Y así podría seguir con muchos de los indicadores y los resultados que hemos logrado aquí en Medellín y en este departamento.

En materia de seguridad, Alcalde Aníbal: si hay un compañero que he tenido en esta lucha contra la inseguridad, ha sido usted, obsesionado todos los días para innovar, para ver cómo podemos incrementar la eficacia de nuestra Fuerza Pública para darles más seguridad a los ciudadanos de a pie.

El exalcalde de Nueva York, con quien estuve ahora en Naciones Unidas, aquí lanzamos un Plan Piloto que está funcionando adecuadamente. En estos últimos siete meses de este año hemos bajado el homicidio 40 por ciento. Ahí hemos tenido también unos resultados enormes.

En materia de educación, yo le robé al Gobernador Sergio Fajardo el eslogan: ‘Antioquia la más educada’, le pedí permiso y le dije: Voy a usar ese eslogan para lanzar un objetivo para el país, porque creo que esto está muy bien enfocado: ‘Colombia, el país mejor educado de América Latina el año 2025’.

Ahí hemos venido trabajando de la mano, construyendo colegios.  El número de computadores que se le han dado a los estudiantes en los colegios, no hay otro departamento que haya repartido tantos computadores, que hayamos repartido tantos computadores como Antioquia, un elemento hoy en día indispensable para una buena educación, para un buen desarrollo.

Ni qué decir de la infraestructura, donde se está haciendo la inversión más grande de la historia de Colombia por mucho, y la parte más importante de esa inversión se está haciendo aquí en Antioquia.

Precisamente lo mencionaba el Alcalde Aníbal Gaviria, que vamos con el Gobernador a inaugurar los 4,1 kilómetros que llevan al Túnel de Occidente. Esos 4,1 kilómetros tienen un gran significado, porque las obras que estamos haciendo a partir de ese momento, esas Autopistas de la Prosperidad, lo que va a Santafé de Antioquia, después el Túnel del Toyo, que no es un túnel, como algunos piensan, son 39 kilómetros, 18 túneles, una obra realmente importante, y de ahí para adelante hacia Urabá, es una de las obras más importantes que va a transformar no solamente a Antioquia sino al país entero.  Y estos 4,1 kilómetros van a desembotellar a Medellín para salir a Santafé de Antioquia en una forma mucho más fácil.

Allá en Bogotá me reclaman mucho, y yo digo: Es que yo no soy alcalde. Que las dobles calzadas de Bogotá a Girardot están ahora funcionando muy bien, pero que se demoran más saliendo de Bogotá que de Bogotá a Girardot, precisamente por ese tipo de cuello de botella, que estos 4,1 kilómetros van a resolver, han sido costosos.  Más de 50 mil millones de pesos por kilómetro, porque ha tenido todo tipo de retos que se han venido solucionando: comunidades que hay que reubicar, predios que hay que comprar, pero finalmente ahí están los 4,1 kilómetros. Vamos a recorrerlos en bicicleta con el Gobernador, espero que me mantenga el ritmo, y podamos entregar esa obra tan importante.

Pero lo que quiero decir es que qué bueno haber podido trabajar con ustedes, para mí ha sido un placer, y creo que los resultados están a la vista. Yo he dicho muchísimas veces que el amor en la política se demuestra con presupuesto. Y creo que el amor de mi Gobierno por Antioquía está demostrado con las inversiones que hemos hecho en estos últimos cuatro años.

Quiero agradecerles a ustedes dos también, porque es muy importante el apoyo que desde el primer momento los dos me han dado en la búsqueda de esa paz que necesita el país. Usted, Sergio, me lo ha manifestado desde el momento en que se enteró de que estábamos en esa negociación. Usted, que ha sido víctima directa con su hermano, Aníbal. Ese apoyo de ustedes dos ha sido también fundamental.

Ahí vamos avanzando, avanzando bien. Ayer tuvimos una reunión con todo el Consejo Gremial, que llevó un documento de respaldo a esa paz, con una serie de interrogantes o de observaciones, todas válidas, todas sensatas, en donde tuvimos también la oportunidad de explicarles que esas observaciones eran exactamente las observaciones pertinentes en este momento.

Preguntas por aspectos que todavía no se han decidido o manifestaciones de voluntad, que también tiene el Gobierno como, por ejemplo, decía en el documento que se respetara la propiedad privada. Les decía yo a los empresarios, a los dirigentes gremiales: Nunca ha estado en tela de juicio esa propiedad privada. Esa observación es válida, esa preocupación es válida, porque uno escucha a la guerrilla hablando otro idioma, pero lo que se está negociando efectivamente ni siquiera se toca algo tan sagrado para el Gobierno y para los colombianos como es su propiedad privada, su modelo de desarrollo, sus instituciones políticas. Nada de eso está siendo negociado, ni sus Fuerzas Armadas, ni su Policía.

De manera que ese documento para mí fue muy importante, porque ahí lo que entendimos, y así lo discutimos, es que hay una total identidad –doctor Yepes, usted que es miembro de la Comisión Asesora– total identidad en los anhelos del empresariado y en lo que estamos negociando, para que este país pueda por fin cerrar ese capítulo de la violencia durante 50 años, la guerra de 50 años, y hacer lo que está haciendo Medellín, que se levantó de una situación muy complicada, de una violencia como pocas ciudades en el mundo, y que hoy es un verdadero ejemplo.

Eso es lo que queremos para Colombia: que se construyan tranvías por todos lados, que se construyan colegios, como el que vamos usted y yo a inaugurar con el Presidente del Perú cuando venga la semana siguiente. Creo que es aquí al frente. ‘Lusitania, Paz en Colombia’, se va a llamar. Me dice que es la obra más linda que va a dejar, o que vamos a dejar, porque esa sí fue una inversión conjunta. Y qué bueno que podamos seguir construyendo colegios como ese por todo el país, un país en paz. Muchas gracias.