Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de pozo de agua potable en Siapana, Guajira

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de pozo de agua potable en Siapana, Guajira

 Siapana, Uribia, Guajira, 23 oct (SIG).

En estos últimos días, ustedes han dado unos golpes muy importante aquí en la Guajira. Un bandido, un criminal, alias Perreo, que era el jefe del ‘Clan Úsuga’ en La Guajira y en el norte del Magdalena, que había generado muchos homicidios, muchas extorsiones, y tenía asolada esta región, está ahora ya controlado, gracias a la Fuerza Pública.    

Esta mañana la Policía capturó a 7 miembros del ‘Clan Úsuga’ en Santa Marta. Sigan así. Ahí no se puede bajar la guardia. Contra la delincuencia tiene que ser una lucha permanente.

Y también, general (Juan Pablo) Rodríguez, general (Rodolfo) Palomino y todos los miembros de las Fuerzas, señor Ministro: el golpe que le dieron al ELN, 10 personas cayeron. También hay que perseverar ahí.

De manera que muchas felicitaciones. Aparte de lo que están haciendo aquí en la Guajira en materia de salud. Porque hay una brigada de salud del Ejército que están con 260 personas haciendo una brigada de salud en esta región. Por supuesto, lo que han hecho para que este evento se pudiera dar y este pozo pudiera ser una realidad.

Un saludo muy especialmente a todos los líderes y autoridades de la comunidad wayúu que nos acompañan. Un saludo muy especial al Padre Samudio, a la anfitriona del día de hoy, muchas gracias por sus palabras, se los agradezco mucho y por su entusiasmo eso nos inspira a todos los colombianos, a todos los amigos de los medios de comunicación.

Qué bueno poder cumplir con las promesas –usted Fanny lo   recordaba- les dije en Nazareth vamos perforar unos pozos que solucionen en buena parte esa falta de agua en los 9 corregimientos de Uribia. Y esa promesa la vamos a cumplir y la estamos cumpliendo.

Aquí en Siapana comenzamos, pero vamos a seguir perforando los 9 pozos antes de que termine mi Gobierno, mucho antes esos 9 pozos estarán funcionando debidamente y con la potencia que acabamos de ver.

Este es un esfuerzo grande que ha hecho nuestro ejército nacional y el doctor Carlos Iván Márquez y todo su equipo de la Unidad de Gestión de Riesgo.

Se compró el taladro más grande que ha tenido el Gobierno –ustedes lo están viendo- perforó 465 metros, nunca se había perforado tanto pero eso requirió un gran trabajo.

Primero, traer semejante taladro, gracias a un operativo que hizo nuestro Ejército, nuestras Fuerzas Armadas, luego la

Perforación, me decían los ingenieros militares se requirió de mucha destreza, de mucha capacidad técnica.

Y un agradecimiento muy especial porque ese tipo de trabajos señores generales y señores miembros de nuestras fuerzas, ese tipo de trabajo que también acerca cada vez más a las comunidades, a nuestras fuerzas y nuestras fuerzas a las comunidades como debe ser, como siempre debe ser.
            
Ustedes han visto, ese esfuerzo de ustedes, ese esfuerzo suyo Carlos Iván, la alegría que genera.

Imagínese una comunidad que esta tan sedienta, tan necesitada de agua, que de pronto a parezca un caudal que le dicen son 40 litros de agua potable por segundo, por segundo. O sea va producir 3.4 millones litros al día.

¿Eso más o menos como se calcula?

Es como entregar 7 millones de botellas de agua cada día, 7 millones de botellas de agua y agua potable.

¿Y porque Fanny digo que agua potable?

Yo le decía, porque cada uno de estos pozos va ir acompañado de una planta que convierta el agua en agua potable.

Y esto se suma a una cruzada que estamos haciendo con el señor Ministro de agricultura, con la Directora del DPS.

Yo tengo algunos días de esos muy simbólicos y que lindo que hayan sido con ustedes los wayúu.

Hace más de tres años estuve con un grupo de palabreros que dijeron, Presidente le entregamos este bastón, un bastón muy lindo con un pajarito que tenía como mango, me dice este es el bastón de los palabreros y se lo entregamos a usted – la única persona que le hemos entregado un bastón parecido fue al arquitecto de la palabra, los palabreros, el arquitecto de la palabra Gabriel García Márquez– y a usted se lo entregamos porque con esta palabra usted –porque nosotros creemos que los problemas se solucionan con la palabra- creemos que usted puede llegar a lograr la paz.

Y nos faltan 152 días, máximo para lograr esa paz, 152 días.
       
Pero lo que va a suceder dentro de 152 días o menos, porque yo le he dado instrucciones a mi delegación de negociadores y así lo convinimos con el comandante de las Farc, que trate de acelerar para poder firmar antes del 23 de marzo.

Podría ser antes del 23 de marzo que firmemos esa paz. Pero esa paz que vamos a firmar es silencio a los fusiles y el inicio de la verdadera construcción de la paz.

Eso va tomar mucho tiempo y mucho esfuerzo.

Yo espero que después de estas elecciones del domingo donde naturalmente se sobre salen a relucir las rivalidades, la adversidades, donde uno y otros grupos políticos que ya después de estas elecciones podamos unirnos todos como un país, como Colombia para poder construir esa paz que todos los colombianos queremos y que todos los colombianos saldrán beneficiados.

Y esa construcción de la paz pasa por una cantidad de políticas que afectan directamente a los ciudadanos en su día a día, políticas sociales, lo que usted Fanny hace aquí, la educación, qué tan importante, qué lindo y gracias por haberme recibido estos niños de CDI.

¿Por qué el Gobierno Nacional le ha puesto tanto empeño en ayudar a los niños en esa primera infancia?   Porque ahí es cuando los niños aprenden a aprender, y ahí es cuando comienza la verdadera igualdad. Que un niño lo tratan bien de los 0 a los 5 años va ser un buen estudiante. Si lo tratan mal, si no lo alimentan bien va ser un mal estudiante de por vida.

Y esa paz se consigue con buena educación, con mejor salud. Señor Gobernador escuché su solicitud, tenga la seguridad que yo regreso a Bogotá y llamo al Ministro de Salud (Alejandro Gaviria) y le digo que ¿por qué no se ha firmado?, porque entiendo perfectamente que usted necesita esa especie de autorización para poder hacer las inversiones en salud, que usted también me está reclamando. Yo sé que aquí hay una necesidad y vamos a seguir ayudando.

Y también en materia de construir proyectos productivos, de crear ingresos.

Hace un poco más de un año, recién posesionado yo como Presidente por segunda vez, lo primero que hice fue venir a la Guajira y fuimos con el Ministro de Agricultura, a un plan piloto, a observar cómo sí se podía convertir el desierto en un oasis de producción.

Y vimos cómo perforando unos pozos y distribuyendo esa agua por goteo y entregándoles a las comunidades unos corderos para que ese riego por goteo les diera el suficiente alimento, se podrían construir unos proyectos productivos que justificaran los ingresos de esas comunidades.

Y le dije, Ministro esto me parece una maravilla.

Mucha gente me había dicho hace mucho tiempo: la Guajira que es un desierto se puede convertir en una despensa de alimentos, no es sino darles agua, darles agua y esa Guajira se vuelve una despensa.

Y yo lo veía ahí en un programa piloto ese día 8 de agosto del año pasado, y le dije al Ministro yo quiero 100 de estos proyectos de aquí por toda la Guajira, ¿vamos en cuántos Ministro? 60, pero no veo muchos por aquí, póngase las pilas, porque necesitamos 100, porque eso es lo que va revindicando, eso es lo que va sembrando paz en todas partes.

Las comunidades que hoy se están beneficiando, yo los quiero llamar, una especia de oasis productivo, porque eso son esos pozos, se convierten en oasis productivos.

Los corderos. Usted entregó, Ministro, 7.600 corderos para que se fortaleciera la genética, produjeran más carne, y eso proyectos lo que haces es que en lugar de tener el cordero durante año y medio, en tres meses que lo pueda alimentar lo suficiente, para que a los tres meses se pueda vender.

Y ya les tenemos a esos 60 comprador, están comprando, están empacando, y estamos, mire como beneficia además la economía colombiana, esos corderos ya se están vendiendo en Bogotá, en los mejores restaurantes de Bogotá, de Medellín.

¿Y qué está haciendo eso? Está reemplazando las importaciones que venían de Nueva Zelandia.

Miren los beneficios de todos estos proyectos que estamos sembrando.

Por eso les digo esto está hasta ahora comenzando  y vamos a multiplicar eso.

Vamos realmente a sembrar esa semilla de convertir la Guajira en un verdadero centro de prosperidad, un centro de bienestar.

Ustedes han sido, en cierta forma, olvidados durante demasiado, por eso lo que  decía al Gobernador es cierto.

Yo como Presidente he estado pendiente de la Guajira desde el primer día de mí gobierno, entre otras cosas porque ustedes votaron por mí como ningún otro departamento.

Soy el más popular de todos los departamentos aquí en la Guajira y por eso soy agradecido.

Pero vamos a seguir esta construcción de la paz, como les decía que, espero comience de veras, apenas firmemos ese cese del conflicto armado, pues se tiene que dar en todos los frentes. Y qué bueno darlo aquí en este departamento con tantas necesidades.

Pero vamos a seguir. Esta construcción de la paz, como les decía, que espero comience de veras, apenas firmemos ese cese del conflicto armado, pues se tiene que dar en todos los frentes. Y qué bueno darlo aquí en este departamento con tantas necesidades.

En este momento ustedes no se imaginan la emoción que yo siento de poder abrir esa llave en la mitad de esa crisis que estamos viviendo en Colombia con el Fenómeno del Niño, la sequía que nos está golpeando muy duro.

Esa sequía está golpeando a todo el país. Y estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para poder mitigar el efecto de esa sequía.

Estamos por eso haciendo una campaña. Yo aprovecho desde aquí, desde la Guajira, en este evento tan importante decirles a todos los colombianos, por favor: ahorremos agua, ahorremos energía.

Ahorrando agua y energía vamos a poder pasar esta mala situación, esa dificultad del Fenómeno del Niño con mucho menos efectos negativos.

Si todos hacemos un poquito de esfuerzo de ahorrar agua, de ahorrar energía, cuando se acabe El Niño vamos a estar como siempre he querido con todas las dificultades ser más fuertes y mejor que antes de las dificultades.

Y doctor Carlos Iván, los felicito, veo que usted aquí ha venido más de 10 veces, su labor la suya y la de su equipo ha sido ejemplar.

Usted viene ahora de un Congreso Internacional -por eso no nos pudo acompañar el sábado pasado en Arauca- y me decía que en ese Congreso Internacional estaban distinguiendo a Colombia por tener una institucionalidad que funciona, que ha funcionado adecuadamente, precisamente para afrontar estas dificultades, este tipo de desastres, este tipo de situaciones.

Y que, inclusive, lo van a elegir a usted como presidente regional de todas estas instituciones dedicadas a mitigar los efectos de los desastres naturales, de los desastres que tienen los países sin esperarlo, la forma cómo aquí se ha construido esa institucionalidad.

Lo hicimos después del otro desastre, el peor que hemos vivido en nuestra historia que ha sido el desastre de las inundaciones; aquí en la Guajira eso es una bendición, pero en el resto del país esas inundaciones crearon unas dificultades enormes: más de 3 millones y medio de colombianos fueron damnificados.

Pero eso, esa dificultad nos hizo crecer, y los colombianos afortunadamente nos crecemos ante las adversidades; creamos esa institucionalidad que hoy el mundo entero está señalando como un ejemplo.

Y porque internacionalmente ya nos están viendo a los colombianos como un ejemplo en muchos otros frentes.

Esta mañana recibimos de la Ocde, esa organización de países con las mejores prácticas del mundo, a donde queremos ingresar, porque queremos tener las mejores prácticas del mundo, nos aprobaron en otro Comité, el octavo Comité, en el Comité de Políticas Financieras. Ya llevamos ocho comités nos faltan 15 porque son 23 para ingresar a ese muy exclusivo club.

Hace uno días me llamaron de Filipinas, el Presidente de Filipinas, a invitarnos, a Colombia, a la Cumbre de los países de la Apec. ¿Qué es la Apec? La Asociación de países del Pacífico, (Cooperación Económica de Asia Pacífico), a donde  queríamos ingresar hace 25 años, estamos tocando la puerta, por favor invítenos. Nuestros socios de la Alianza del Pacífico: Chile, Perú y México ya son socios de la Apec, por qué Colombia no puede ser, y golpeábamos una puerta, y golpeábamos otra puerta y nos decían que todavía no, que había dificultades, que había una moratoria, y finalmente nos comunicaron, somos el único país no miembro de la Apec invitado a esta Cumbre.

¿Eso qué quiere decir? Que nos van a abrir la puesta.

Es otro triunfo de nuestra política internacional. Y no solamente la Cancillería hace ese tipo de trabajos internacionales sino que también aquí en la Guajira se desarrollan proyectos que tienen que ver con la calidad de vida de la gente.

Eso es construir paz y eso es lo que vamos a seguir haciendo hasta el último día de este mandato.

Por eso quiero agradecerles a ustedes de todo corazón este recibimiento que he tenido el día de hoy. Ustedes no me tienen que dar las gracias, es mi deber, es mi obligación.

Y tengan la seguridad que voy seguir trabajando por ustedes. Voy a seguir trabajando para que ustedes cada vez estén  mejor.

Y este agradecimiento, este recibimiento lo único que hace es darme una inyección de entusiasmo para seguir trabajando por la Guajira, por nuestro país, por las comunidades wayúu.

Qué viva la Guajira y qué vivan las comunidades wayúu.