Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en el almuerzo en honor del Primer Ministro de Italia, Matteo Renzi

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, en el almuerzo en honor del Primer Ministro de Italia, Matteo Renzi

 Bogotá 27 oct (SIG).

Con Matteo Renzi tengo muchas cosas en común. Una de ellas es que somos seguidores de la Tercera Vía. La Tercera Vía, como ustedes saben, se resume en una frase: el mercado hasta donde sea posible, el Estado hasta donde sea necesario.

Pero para que funcione esa frase tan sencilla, para que funcione la Tercera Vía, tiene que tener un Estado que también funcione, eficiente. Por eso con Matteo somos partidarios y hemos puesto en marcha reformas muy profundas al Estado para hacerlo más eficiente, para tener buen Gobierno.

Por el otro lado, el mercado para que sea posible es muy importante que las reglas de juego, las condiciones para hacer negocios, que los empresarios tengan un ambiente favorable. Si no hay unas reglas de juego estables, si no hay una situación económica positiva, ese mercado, esa parte de la Tercera Vía no funciona.

La presencia de una delegación tan importante de empresarios italianos, me reafirma una vez más esa situación, ese compromiso que tiene el Presidente Matteo Renzi no solamente con la Tercera Vía si no con algo tan importante que es el motor de la economía, que es su sector empresarial.

Quiero agradecerle muchísimo su presencia aquí. Primera vez que viene un jefe de gobierno italiano a Colombia en toda nuestra historia.

Quiero agradecerle su amistad, su apoyo a Colombia en todo sentido, su compromiso con ese propósito nacional que tenemos todos los colombianos, y es lograr la paz.

Usted no solo como Presidente en Italia sino también como muy importante miembro de la Unión Europea, nos ha apoyado en todo sentido en esta gran cruzada que afortunadamente cada vez nos acercamos más a ese puerto de destino que es una Colombia en paz, que va a tener un efecto muy positivo en la economía colombiana.

A todos ustedes, empresarios italianos, lo que les que quiero decir es que el futuro de Colombia es muy promisorio. Imagínense ustedes que hoy Colombia es el país de América Latina que más está creciendo, que más está reduciendo la pobreza, que más empleo está generando en medio de una guerra. Imagínense lo que sucederá si sacamos ese obstáculo, ese freno de nosotros, y tenemos paz.
 
La economía va a crecer más, a tasas más altas, vamos a ser más incluyentes, la clase media va a crecer aún más, y por eso qué bueno que ustedes estén hoy con nosotros.
 
Y algo que en nuestras conversaciones ha salido, tanto cuando estuvimos con el presidente Matteo Renzi en Italia, en esa gran exposición, ExpoMilán, como ahora, es que también nos identificamos con la necesidad de darles a nuestros pueblos alegría. Por eso le agregamos un nuevo concepto a la Tercera Vía, que lo bautizamos, a partir de hoy, Tercera Vía con alegría.
 
Y quise darles ese parte de alegría con uno de nuestros múltiples bailes autóctonos, el que ustedes vieron, se llama Sanjuanero. Es un baile de la región de El Quimbo, allá en el Huila.
 
Es un baile muy lindo, donde lo que hay que apreciar es algo que tienen las mujeres italianas y las mujeres colombianas, que son coquetas. Espero que no sea una ofensa, porque para los colombianos y las colombianas es un gran elogio.

Esa Tercera Vía con alegría es otra cosa que nos une. Aquí hay una amistad personal. Cómo es de importante en la relación entre dos países que, a pesar de que exista una relación muy importante a nivel institucional, también exista una amistad personal.
 
De manera que todos ustedes, y usted, querido presidente Matteo Renzi, siempre serán bienvenidos a este país. Les agradecemos enormemente su presencia el día de hoy y los invito a que brindemos por esta gran amistad entre Italia y Colombia. ¡Salud!