Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Octubre > Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al término del Segundo Gabinete Binacional Colombia – Perú

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Declaración del Presidente Juan Manuel Santos al término del Segundo Gabinete Binacional Colombia – Perú

 Medellín, 30 oct (SIG).

Acabamos de culminar este Segundo Gabinete Binacional. En el último año y medio hemos tenido nueve encuentros de alto nivel entre Perú y Colombia. Estamos muy satisfechos por los avances en nuestra relación y, sobre todo, con el nivel de cumplimiento que hemos logrado en este trabajo conjunto.

Estos resultados son un buen ejemplo, un magnífico ejemplo de cómo con cooperación y con coordinación se puede trabajar y avanzar en la solución de problemas comunes entre los dos países.

Nuevamente quiero agradecerle de corazón al Presidente Humala, a su gabinete y al pueblo del Perú, por su respaldo, desde el primer día, en nuestro esfuerzo de poner fin al conflicto armado.

En esta oportunidad suscribimos seis acuerdos. Acuerdos sobre educación, deportes, integración fronteriza, gestión pública y planeación nacional. Todos fueron bastante fáciles, menos uno, el de deportes. Aquí hay una controversia sobre quién le da cooperación a quién. Yo le dije que en el último partido, podíamos hacer todo lo posible para que en el próximo pueda haber algún tipo de reciprocidad, pero Perú insiste en que ellos pueden darnos a nosotros cooperación y tienen con qué.

Aquí, Presidente Humala, en Medellín recuerdan, muy bien, esas estrellas del futbol peruano Cueto, La Rosa, Velásquez, el Cholo Sotil, son jugadores maravillosos que importamos para mejorar también nuestro fútbol. De manera que esa cooperación va a ser de doble vía.

Hemos hecho especial énfasis en el trabajo en la zona de frontera, y queremos traducir todos estos acuerdos en avances reales para nuestra gente. Para eso estamos, para que los ciudadanos, nuestros pueblos, vivan mejor. Y queremos que también eso se traduzca en un bienestar en la frontera.

Buena parte de nuestra frontera se encuentra en la Amazonía, y nos comprometimos a protegerla. Hemos acordado el Fondo de Desarrollo de la Zona de Integración Fronteriza, para mejorar precisamente la calidad de vida de todos los habitantes de esta zona que compartimos: 1.600 kilómetros tenemos de frontera.

Vamos a trabajar en la gestión integrada de nuestros recursos hídricos y también en el combate del tráfico ilícito de vida silvestre y en la protección de nuestras áreas protegidas.

Pero lo más importante, y quiero destacar algo que realmente va a tener trascendencia internacional: con Perú y con el Brasil hemos venido trabajando, hemos venido preparando un programa regional para proteger la Amazonía, un programa sin precedentes que va a contar con un fondo de aproximadamente de 600 millones de dólares, de los cuales 113 millones provienen del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Esta es la primera vez que un programa tendrá un enfoque integrado para la protección del ecosistema amazónico. Lo que buscamos es proteger una biodiversidad de gran importancia mundial y mitigar los efectos del cambio climático, con políticas eficientes en materia de uso sostenible de la tierra, del manejo de áreas protegidas y de la restauración de la cubierta vegetal.

Es un esfuerzo fundamental que los dos países esperamos poder concretar, junto con Brasil –Brasil es muy importante– en la próxima cumbre de cambio climático que se va a realizar a finales de noviembre en París.

En materia de seguridad, la coordinación ha sido muy eficiente. Seguiremos trabajando coordinadamente para enfrentar la delincuencia transnacional, la minería ilegal y el problema de las drogas ilícitas. Y vamos a hacer énfasis en hacer operaciones conjuntas, que han resultado hasta el momento muy exitosas.

Fortalecer el agro es otra de nuestras prioridades comunes. Esto nos interesa mucho en Colombia, porque ahí está una parte de nuestro futuro y será uno de los ejes del posconflicto. Perú, que ha tenido un avance maravilloso en toda su industria agropecuaria, en todo el sector agrícola, nos ha ofrecido apoyo para el fortalecimiento del sector rural, del agro en general, a través de la transferencia de buenas prácticas y de lecciones aprendidas en sistemas como, por ejemplo, en los sistemas de riego, donde Perú tiene un gran avance y tiene una política muy exitosa. Y en la superación de la brecha entre sector rural y sector urbano, donde también Perú ha hecho grandes avances, y nosotros necesitamos avanzar en esa dirección.

Perú es un gran ejemplo, y mundialmente se reconoce, de un país que hizo una gran revolución agroindustrial. En muy poco tiempo se convirtieron en exportadores de muchos productos que antes ni siquiera producían.

En educación, que es otra prioridad que tenemos Perú y Colombia, creamos un programa de becas para posgrado, que va a permitir a más estudiantes de los dos países poder aprovechar las oportunidades que ofrecen los dos países.

Decíamos que enviar estudiantes a estudiar a otro país, y cuando regresan se vuelven embajadores permanentes de ese otro país en el país que ofrece las becas. Por eso nos comprometimos a incrementar el programa de becas.

Nos comprometimos además a seguir trabajando juntos en temas fundamentales para las poblaciones más vulnerables, porque ese es otro sector donde los dos países tenemos muy enfocadas nuestras políticas: desarrollo infantil, inclusión financiera, prevención del embarazo adolescente, del embarazo infantil, inclusive en las zonas de frontera.

Esos resultados son la prueba de nuestra muy buena relación. Lo decíamos al principio: tal vez Colombia y Perú no habían tenido este nivel de buenas relaciones hacía mucho, tal vez en su historia.

También es prueba del compromiso que tenemos para seguir fortaleciendo esa relación. Toda relación es susceptible de fortalecerse más y de mejorarse aún más.

La fortaleza de las relaciones entre estos dos países no se define por el hecho de tener fronteras comunes, sino por la capacidad de avanzar unidos, juntos, hacia la construcción de bienestar y de las oportunidades para sus ciudadanos.

Afortunadamente podemos decir, y con mucho orgullo, que con el Perú lo estamos logrando. Muchas gracias.       

(Fin)