Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Septiembre > ‘Los retos hay que convertirlos en oportunidades. Y eso estamos haciendo. Esta es una oportunidad para fortalecer nuestra zona fronteriza’: Presidente Santos

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 ‘Los retos hay que convertirlos en oportunidades. Y eso estamos haciendo. Esta es una oportunidad para fortalecer nuestra zona fronteriza’: Presidente Santos

 Bogotá, 9 sep (SIG).

El Presidente de la República, Juan Manuel Santos, encabezó este miércoles en la Casa de Nariño una jornada de rendición de cuentas sobre el estado de los derechos  fundamentales en el país, al conmemorarse hoy el Día Nacional de los Derechos Humanos.

A continuación algunas frases pronunciadas por el Jefe del Estado durante su declaración de prensa:

• “Lo que quiero reiterar este Día de los Derechos Humanos es que Colombia es una democracia, un país que cree en las libertades.

• En Colombia respetamos las diferencias: las internas y también las que tenemos con otros países, con nuestros vecinos.

• Venezuela ha puesto en marcha su llamada Revolución Bolivariana y la hemos respetado. No la compartimos. No creemos que sea el camino más adecuado para satisfacer las necesidades del pueblo. Pero la hemos respetado.

• Nunca, bajo ningún escenario o circunstancia, la hemos atacado, ni mucho menos hemos participado en un complot para destruirla.

• Yo no estoy destruyendo la Revolución Bolivariana. La Revolución Bolivariana se está autodestruyendo, se está destruyendo a sí misma por sus resultados.

• El problema del desabastecimiento es un problema del modelo venezolano, no es un problema hecho en Colombia.

• El problema de la inflación de Venezuela, la inflación más alta del mundo, no es por cuenta de los colombianos.

• El Gobierno venezolano ahora está comparando la llegada de colombianos a Venezuela  con el éxodo de africanos a Europa. Esto es absurdo, que argumento tan ridículo, además es contraevidente.

• Hace 20, 30, 40  años Venezuela era  entonces un país mucho más rico que Colombia, era un país tranquilo, era un país con oportunidades. Pero Venezuela ya no es ese país.

• Hoy son miles los venezolanos que vienen a Colombia en busca de trabajo, a hacer negocios, a estudiar.

• Muchos de ellos huyen de la inseguridad. Comparen solamente los homicidios en Caracas y los homicidios en Bogotá, los homicidios en Venezuela y en Colombia. Allá están 82, 83 por cada cien mil habitantes, aquí estamos por debajo de 27.

• Colombia va crecer entre 3 o 3.5 por ciento, de los países que más va crecer de toda América Latina.

• Venezuela va a decrecer 7 por ciento, un crecimiento negativo, como los cangrejos de 7 por ciento.

• El año pasado tuvimos una de las inflaciones más bajas. Está alrededor de 4 por ciento, 4.5 por ciento. En Venezuela está sobre el 200 por ciento, de 4 a 200.

• La inversión en Venezuela es ínfima, aquí en Colombia siguen viniendo inversionistas para crear empleo, para crear prosperidad.

• El desabastecimiento, que es que el pueblo no tiene los productos necesarios básicos, ese índice en Venezuela está ya por debajo de índice con países como Siria y Afganistán.

• Que no nos vengan a echar la culpa a nosotros de los problemas en Venezuela. El Gobierno venezolano no nos puede echar la culpa a los colombianos de sus problemas.

• En el crimen organizado y en el contrabando a los dos lados de la frontera, están involucrados tanto venezolanos como colombianos.

• Que el Gobierno venezolano investigue quiénes son los que controlan el contrabando de allá para acá.

• De manera que eso es lo que tenemos que trabajar juntos. Y estos problemas solo podremos combatirlos con la acción decidida de los dos Estados. Cerrar la frontera no es el camino para afrontarlos.

• Cuando hay fronteras cerradas y los dos estados no colaboran, las mafias hacen su agosto, es el ambiente más propicio para que sus negocios ilícitos prosperen.

• El cierre de la frontera con Venezuela no es culpa de Colombia. Y cada día es más claro que obedece a otros intereses.

• La diplomacia y el diálogo, la firmeza y la prudencia. Así está conformada nuestra política de relaciones exteriores. Mi radar para resolver y administrar nuestras relaciones internacionales.

• En ese radar no cabe el irrespeto. En ese radar no caben los inultos, no caben las payasadas ni las mentiras. Allí el radar no lo registra, ni responde a nada de eso.

• Es dentro de este radar –diplomacia, dialogo, firmeza y prudencia– que he estado dispuesto y sigo dispuesto a resolver los problemas con Venezuela.

• Siempre he tratado de que el lenguaje ofensivo no me provoque y en este episodio con Venezuela –óigase bien– tampoco me dejaré provocar.

• Yo como Presidente de todos los colombianos no descansaré hasta que dejen de violar los derechos humanos de nuestros compatriotas.

• Cuando nosotros abrimos la puerta al dialogo, damos señales de querer solucionar este problema, la respuesta del Gobierno venezolano es cerrar aún más la frontera.

• Las puertas, sin embargo, siguen abiertas. Eso sí, bajo la condición irrenunciable de que se respeten los derechos fundamentales, los derechos humanos de todos nuestros compatriotas.