Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Septiembre > Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante inauguración de la Estación Santa Fe de la Policía Metropolitana de Bogotá

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Palabras del Presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante inauguración de la Estación Santa Fe de la Policía Metropolitana de Bogotá

 Bogotá, 16 sep (SIG).

Inaugurar cualquier cosa siempre es grato y últimamente hemos inaugurado empresas que se han puesto en marcha.

Por ejemplo, estuvimos en días pasados inaugurando la primera fábrica de motocicletas de la compañía más grande del mundo, fabricante de motocicletas que queda en la India, se llama ‘Hero’.

Esa compañía nunca había instalado o construido una fábrica fuera de la India. Hizo un barrido en el mundo entero y escogió a Colombia. No solamente a Colombia, a Villa Rica (Cauca). Esa planta va a fabricar motocicletas para el consumo interno y para exportación a todas las Américas.

Una de las razones por las cuales nos escogió es nuestra localización geográfica. Estamos en la mitad de las Américas. Me explicaban cómo ese fue un factor muy importante.

Días antes habíamos inaugurado la fábrica de etanol más eficiente del mundo, ahí cerquita, en Riopaila, en el Valle del Cauca. Inauguramos también colegios, hospitales.

Hoy estamos en esta inauguración de la Estación de la Policía, en el barrio La Macarena, una estación que tiene mucha historia y que tiene mucho simbolismo.

Esta fue la primera Estación de Policía de Bogotá aquí. Ahora la estamos reinaugurando, en cierta forma, gracias a un convenio que se hizo entre la Universidad de Los Andes, aquí con el señor Rector. Se hizo una especie de trueque. Se le entregó las instalaciones que tenía la Policía al lado de la universidad, y entonces la universidad colaboró en forma muy importante a la financiación de esta Estación.

Doce mil millones de pesos puso la Universidad de los Andes, 12 mil millones de pesos puso la Policía, el Gobierno Nacional. O sea que esta es una estación con un gran mensaje académico, una estación de Policía con universidad involucrada, cosa que nos complace enormemente.

El momento de esta estación para Bogotá y para el país es también especialmente importante. Decía que estábamos inaugurando diferentes instalaciones, empresas, colegios, carreteras, puentes, hospitales. Es algo que es normal dentro del desarrollo del país. En esta época en que están terminando los periodos los alcaldes, los gobernadores, pues están también asistiendo a estas inauguraciones, porque parte de este trabajo es el trabajo de ellos también.

Pero esta estación de Policía se hace en un momento muy particular. Ayer o antes de ayer se publicó una noticia de una institución, el Cerac, que  dice que en el país no se había presentado un número tan bajo de ataques, enfrentamientos con la guerrilla, desde el año 1992, si la memoria no me falla.

Es decir que en los últimos 40 – 45 – 50 días, el país frente a nuestras dificultades con la guerrilla ha tenido un periodo muy tranquilo, el más tranquilo de los últimos 30 años, y esperamos que así continúe.

En la medida en que vamos consolidando la paz en ese frente, vamos a poder canalizar recursos en otro frente de seguridad, que es la seguridad ciudadana que para el Gobierno es prioritario.

Sabemos que aquí en Bogotá, que en Medellín, que en Cali, que en Barranquilla, que en todas las ciudades, el tema de la seguridad ciudadana es tal vez el primer motivo de preocupación de los ciudadanos.

La seguridad ciudadana ha venido surgiendo como problema porque se ha venido visibilizando, entre otras cosas porque todos los días en los noticieros de televisión vemos son filmaciones de las cámaras de robos, de atracos, que han venido sucediendo siempre pero que ahora se ven más. La gente está también muy nerviosa.

Los atracos y robos de celulares, cosa que no existía hace unos años, porque no existían los celulares, hoy, no solamente en Bogotá o en Colombia sino en el mundo entero, es el delito más frecuente en esta lucha contra el crimen y contra el delito.

Por eso digo que es un momento muy especial, porque vamos a comenzar a ver una refocalización de los recursos que hoy están dedicados a la guerra hacia la seguridad ciudadana.

Cuántos policías que hoy están en esa guerra, que usted entrena, general (Rodolfo) Palomino (Director de la Policía), allá cerca al Espinal, en el Cenop (Centro Nacional de Operaciones de la Policía Nacional), cuántos de esos policías no va a poder usted reubicar cuando llegue la paz, para que cuiden a los ciudadanos de a pie, a los ciudadanos del común. Son miles y miles de policías.

Lo mismo vamos a poder decirles a nuestros soldados. Miles y miles de soldados que van a poder dedicarse no a estar allá en la mitad de la selva, en el centro de los Llanos o en sitios muy remotos, sino estar ciudadano las carreteras, cuidando las ciudades, cuidando a los ciudadanos de a pie.

Por eso uno de los grandes dividendos de la paz va a ser la Seguridad Ciudadana. Y en la medida en que vamos anticipándonos, construyendo instalaciones como ésta, con todos los equipos, ahí me estaban mostrando las instalaciones, todo lo que va a ofrecer esta estación a todos los ciudadanos de este sector de la ciudad, pues ahí es que vamos a ir avanzando en esa lucha permanente, en esa prioridad, que es nuestra y que debe ser de todos los ciudadanos, de buscar cada vez más felicidad.

Ustedes me han escuchado en repetidas ocasiones cómo cito a los romanos cuando dicen que la seguridad debe ser la primera ley de la República, porque sin seguridad, sin esa primera ley, las demás leyes son inocuas. Por eso parte fundamental de cualquier gobierno tiene que ser la seguridad de sus ciudadanos, de sus compatriotas.

Este aporte que se hace a Bogotá el día de hoy, más 600 policías que se están entregando a Bogotá, debe contribuir enormemente a ir mejorando, como han ido mejorando muchos de los indicadores en materia de seguridad aquí en la capital, y lo mismo podría decirse en el resto del país.

Esta es una lucha permanente, de mejoramiento continuo. La delincuencia hay que combatirla y, en lugar de quedarse en la retaguardia, hay que estar a la vanguardia, anticiparse.

Por eso, y quiero reiterar esta política aquí desde esta Estación de La Macarena, la parte tecnológica se está convirtiendo cada vez en un punto fundamental: el uso de la tecnología, que los ciudadanos puedan usar su celular para combatir el crimen, combatir la delincuencia, denunciar.

Ustedes los verán, al señor Ministro de Defensa, cuando la Cámara de Representantes le permita; al General Palomino, a todos los alcaldes, gobernadores, en los próximos años, haciendo énfasis en ese aspecto. El uso de la tecnología, la colaboración de las comunidades y la Fuerza Pública, esa conjunción, es la forma más eficaz para ir mejorando los índices de seguridad de cualquier ciudad.

De manera que cómo me complace estar aquí en este evento corto, pero muy simbólico.

Vamos a continuar trabajando por la seguridad ciudadana en todos los frentes. Aquí tenemos que ser innovadores, creativos, estar, como decía, un paso delante de los delincuentes, que también son muy creativos, que también son muy innovadores, pero nosotros tenemos que serlo más.

Y felicitar y agradecer a todos los miembros de nuestra Policía, de nuestras Fuerzas Armadas, por ese trabajo que hacen todos los días. Sin su trabajo, todas estas inauguraciones que les mencionaba…

Hoy tuvimos una magnífica noticia también desde el punto de vista internacional: la revista tal vez más prestigiosa en el mundo financiero se llama Euromoney, se edita en Europa y en Estados Unidos, todos los años escoge a un ministro de Hacienda como el ministro de Hacienda de ese año.

Me acaban de informar que escogieron al Ministro de Hacienda (de Colombia) entre los ministros de Hacienda del mundo entero como el más sobresaliente, el más destacado. Y lo señalan por la forma como Colombia ha venido afrontando este temporal internacional, esta tormenta que estamos viviendo en los mercados financieros, que ustedes todos han visto, con la caída del precio del petróleo y lo que ha pasado en la China. Esa es una buena noticia.

Pero eso combinado con mayor seguridad es lo que nos va traer más inversión, más empresas y, por consiguiente, más empleo y más prosperidad.

El trabajo de nuestra Fuerza Pública es fundamental para que esa prosperidad continúe, esa generación de empleo continúe. Llevamos 60 meses seguidos bajando la tasa de desempleo, mes tras mes. Eso es un récord mundial y eso se debe, en buena parte, a la labor de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestra Policía.

De manera que muchas gracias. Los admiramos, los respetamos, pero sobre todo les agradecemos enormemente a los miembros de nuestra Policía por su trabajo cotidiano. Sigan así, protegiendo la seguridad de nuestros compatriotas. Esa es una condición fundamental para el futuro promisorio de nuestro país.

Muchas gracias.