Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Septiembre > Importancia de la participación de Colombia en las operaciones de mantenimiento de la paz

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 Importancia de la participación de Colombia en las operaciones de mantenimiento de la paz

 Nueva York, 27 sep (SIG).

Desde su establecimiento en 1945, la Carta de la Organización de Naciones Unidas le otorgó al Consejo de Seguridad la máxima responsabilidad en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. En cumplimiento de esta responsabilidad, el Consejo establece, mediante resoluciones, Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, OMP, alrededor del mundo.

Estas Operaciones de Mantenimiento de la Paz difieren de una situación a otra, en función de la naturaleza del conflicto y de los desafíos específicos que presente.

Actualmente las Naciones Unidas tiene desplegadas 16 OMP.  Estas Operaciones cumplen con tres principios que se refuerzan mutuamente:

•Consentimiento de las partes
•Imparcialidad
•No uso de la fuerza, excepto en legítima defensa y en defensa del mandato

Estos principios evitan que las OMP se conviertan en parte del conflicto y que adopten medidas de imposición de la paz, apartándose de su función original; evitan que Naciones Unidas realice las actividades que puedan comprometer su imagen de imparcialidad y legitimidad de la operación; y aseguran que solo se use la fuerza como medida de última instancia de manera precisa, proporcionada y adecuada, aplicando el principio de la mínima fuerza necesaria para lograr el efecto deseado, y manteniendo al mismo tiempo el consentimiento para la misión y su mandato.

La actual demanda global de operaciones de mantenimiento de la paz no tiene precedentes. Además, las operaciones de mantenimiento de la paz están haciendo frente a retos cada vez más complejos en los campos estratégico, operacional y táctico. Las operaciones de mantenimiento de la paz vienen operando con un déficit de tropas y no tienen la capacidad para un despliegue rápido hacia nuevas operaciones o hacia las existentes.

Por ello, es necesario que los Estados Miembros renueven su compromiso con las operaciones de mantenimiento de la paz y que Estados adicionales comiencen a participar en ellas, con el propósito de llenar los vacíos en las operaciones que se vienen desarrollando, para facilitar los despliegues rápidos, y para cubrir los requerimientos en las actuales operaciones así como en las futuras.

Cuestiones técnicas de las OMP

Las OMP están integradas por personal militar, policial y civil, que trabaja para proporcionar seguridad y apoyar la consolidación de una paz política en una etapa inicial. El Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (DOMP/DPKO por sus siglas en inglés) se encarga de dirigir las operaciones y trabaja para crear las condiciones adecuadas para una paz duradera en un país desgarrado por un conflicto.

Como se mencionó anteriormente, en la actualidad el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, DOMP/DPKO, lidera 16 Operaciones (Haití; Sahara Occidental; Malí; Liberia; Costa de Marfil; República Democrática del Congo; Kosovo; Chipre; Líbano; Altos del Golán; Oriente Medio; India y Pakistán; República Centro Africana; Darfur; Sudan del sur; Abyei).  En estas Operaciones participaban, al 31 de diciembre del 2014, 89.607 soldados, 1.755 personal militar, 12.436 policías, 5.325 personal civil internacional, 11.762 civiles locales y 1.844 Voluntarios de Naciones Unidas, que suman un personal total de 122.729 personas. 128 Estados Miembros contribuyen con personal uniformado.

Estas contribuciones de personal uniformado pueden ser de soldados, personal militar o policías que pueden orientarse a diferentes tareas como las de Observadores Militares, Oficiales, Jefes de Misión o de Planificadores de Misión.  También se requieren contribuciones de batallones de ingeniería, pilotos, comandantes y personal con experticia específica. 

El personal elegido para dicha contribución deberá cumplir con los estándares establecidos por Naciones Unidas respecto a rango, experiencia, condición física, especialidad y conocimiento del lenguaje requerido para cada Misión. El personal debe ir completamente equipado y tener la capacidad de ser auto sostenible entre tres y seis meses en el terreno. Su equipo debe ir descrito en el Memorando de Entendimiento (MOU por sus siglas en inglés) específico de la Misión y Naciones Unidas asignará personal que se hará cargo de la verificación y el control de dichos equipos o servicios.

Aunque cada OMP es diferente, los tipos de tareas asignadas por mandato del Consejo de Seguridad muestran un grado considerable de elementos comunes. Según el mandato, se requiere que las OMP:

•Realicen un despliegue para prevenir el surgimiento de un conflicto o su propagación a través de distintas fronteras.
•Estabilicen las situaciones de conflicto tras un alto al fuego para crear unas condiciones en las que todas las partes puedan lograr un acuerdo de paz duradero.
•Presten asistencia para la aplicación de una paz general.
•Guíen a los estados o territorios a través de una transición que los conduzca a un gobierno estable que se base en principios democráticos, en una buena gobernanza y en un desarrollo económico.

En las OMP multidimensionales, las fuerzas de paz de las Naciones Unidas deben, por mandato, desempeñar un papel catalizador en las actividades esenciales para la consolidación de la paz como lo son:

•Desarme, desmovilización y reintegración de ex combatientes.
•Actividades relativas a las minas.
•Reforma del sector de la seguridad y otras actividades relacionadas con el estado de derecho.
•Protección y promoción de los derechos humanos.
•Asistencia en la organización de procesos electorales.
•Apoyo en el restablecimiento y ampliación de la autoridad del Estado.
•Promoción de la recuperación social y económica y el desarrollo.

Los mandatos del Consejo de Seguridad también reflejan tareas intersectoriales y temáticas que habitualmente se asignan a las Operaciones de Mantenimiento de la Paz en temas como mujeres, la paz y la seguridad; los niños y los conflictos armados; y la protección de civiles en conflictos armados.

Participación de Colombia en misiones internacionales

Históricamente, Colombia ha participado mediante la asesoría técnica, entrenamiento y ejercicios conjuntos en misiones internacionales y operaciones de paz con sus Fuerzas Armadas. Colombia ha participado desde el siglo pasado en diferentes misiones con personal militar o policial, en particular por medio del envío de observadores y expertos en misión a países y regiones como Corea, Camboya, Haití, Canal de Suez, Sinaí, África Occidental y Centroamérica, entre otros. 

Nuestro gobierno ha venido fortaleciendo su estrategia de cooperación tanto en el ámbito de política exterior como en el de seguridad y defensa nacional.  En este sentido, Colombia busca consolidar su participación como un actor relevante en diferentes escenarios internacionales haciendo uso de las capacidades desarrolladas en los últimos años y a su vez, desarrollando otras nuevas.  Es así como hemos visto en el profesionalismo de sus Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, una oportunidad para fortalecer esta cooperación y su presencia en diferentes escenarios internacionales, uno de los cuales es el de Naciones Unidas.

Teniendo en cuenta esta estrategia y la relación de cooperación y los compromisos de Colombia como Estado Miembro de Naciones Unidas, el gobierno considera importante fortalecer la participación del país como contribuyente de tropas y policía a las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas, OMP. En preparación a la participación del país como un potencial contribuyente de tropas a las OMP, el entonces Ministro de Defensa Nacional, Juan Carlos Pinzón, firmó el 26 de enero de 2015, el “Acuerdo marco entre las Naciones Unidas y la República de Colombia, relativo a las contribuciones al Sistema de Acuerdos de Fuerzas de Reserva de las Naciones Unidas para Operaciones de Mantenimiento de la Paz”.

Este Acuerdo está en curso de aprobación en el Congreso de la República y posterior revisión de la Corte Constitucional, en cumplimiento del trámite establecido por la Constitución para los Tratados solemnes.

Importancia para Colombia de participar en las operaciones de mantenimiento de la paz de las naciones unidas

Después de 50 años de conflicto armado y de lucha contra el crimen trasnacional, Colombia ha adquirido experiencia y conocimientos en operaciones especiales, lucha contra el terrorismo, lucha contra el narcotráfico y los artefactos explosivos improvisados, entre otros.

Colombia está preparada para ofrecer sus conocimientos, su experiencia y sus capacidades, sin comprometer la seguridad nacional, con el objetivo de alcanzar niveles de seguridad en las regiones afectadas, que permitan mantener y consolidar una paz sostenible y duradera y mejorar las condiciones de vida de su población. Desde 2010 las Fuerzas Armadas de Colombia han contribuido a fortalecer las capacidades de las Fuerzas Armadas y de Seguridad de más de 70 países.

Dentro de un escenario de paz, Colombia tiene la capacidad de iniciar su contribución a la seguridad y estabilidad globales, apoyando los principios de la Carta de la Naciones Unidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad por medio de su participación en las OMP.

Las Naciones Unidas y los Estados Unidos reconocen en Colombia la transformación positiva del país y el profesionalismo y experiencia de sus Fuerzas Militares y de Policía. Por esto, Colombia ha sido invitada a participar en la Cumbre convocada por el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para el fortalecimiento de las Operaciones de Mantenimiento de Paz, a realizarse el lunes 28 de septiembre en Nueva York. El Presidente Juan Manuel Santos se unirá a Jefes de Estado de más de 34 países entre ellos, Australia, Chile, Dinamarca, Francia, Alemania, Perú, Japón, España, Etiopía, Japón, Pakistán, Países Bajos, Indonesia, Ruanda y Uruguay, con el fin de reafirmar el compromiso nacional con la paz y seguridad internacionales.

El trabajo que ha adelantado Colombia con las Fuerzas Militares y de Policía en la visión a futuro para su transformación, vislumbra una participación en misiones de paz, en temas como la protección a la ciudadanía, lucha contra el terrorismo y crimen organizado; atención de emergencias y desastres; desarrollo y protección de  fronteras y ejercicio de la soberanía, entre otros. La experiencia, conocimiento y valentía de nuestros soldados y policías representan una contribución significativa al fortalecimiento de las misiones de paz de las Naciones Unidas.

La participación de Colombia en la Cumbre envía un claro mensaje a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional como un modelo exitoso de cooperación y compromiso nacional con los principios de las Naciones Unidas. Plantea igualmente una importancia estratégica en la relación bilateral con Estados Unidos, teniendo en cuenta que ese país es el que más contribuye financieramente al sostenimiento de las misiones y el tema es prioridad para sus intereses de política exterior y de seguridad nacional.

La contribución que anunciará el Presidente Santos será gradual y deberá ser ejecutada en el corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta contingencias como la firma de un acuerdo para la terminación del conflicto, las necesidades internas de seguridad y el trámite legislativo en el Congreso de la República del Acuerdo firmado con las Naciones Unidas, el cual permitirá la participación nacional.

Para el futuro de las Fuerzas Armadas y en su proceso de transformación luego de la terminación del conflicto, las operaciones de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas se constituyen en una plataforma fundamental para compartir la experiencia y conocimiento adquiridos por varias décadas.

La participación nacional en las operaciones de mantenimiento de paz garantizará constante capacitación y entrenamiento de las Fuerzas Armadas por medio de los programas de certificación de las Naciones Unidas, el desarrollo de doctrina que genera sostenibilidad a futuro y ejercicios internacionales de interoperabilidad, en los cuales Colombia ya ha desempeñado un papel importante.

Así mismo, nuestra presencia en las misiones de paz nos permite fortalecer y profundizar la cooperación en seguridad, compartiendo la experiencia nacional con otras regiones del mundo. Por muchos años, Colombia ha recibido la cooperación y apoyo de la comunidad internacional. Ahora, estamos listos a reafirmar nuestra convicción de cooperación en seguridad, en los lugares del mundo que sea necesario, como medio de construcción y consolidación de la confianza, la paz y seguridad internacionales.

1. United States

21. Finland

41. African Union

2. United Nations

22. Vietnam

42. Cambodia

3. Rwanda

23. Uganda

43. Nepal

4. Uruguay

24. Sierra Leone

44. Serbia

5. Bangladesh

25. Armenia

45. Jordan

6. Netherlands

26. Mongolia

46. Azerbaijan

7. Ethiopia

27. Peru

47. Spain

8. Japan

28. Senegal

48. Australia

9. Pakistan

29. Mexico

49. Germany

10. Indonesia

30. Ukraine

50. El Salvador

11. China

31. Croatia

51. Sweden

12. Colombia

32. Malaysia

52. Denmark

13. France

33. Norway

53. South Africa

14. Sri Lanka

34. Georgia

54. Brazil

15. United Kingdom

35. Czech Republic

55. Romania

16. Italy

36. Thailand

 

17. India

37. Turkey

 

18. Republic of Korea

38. Fiji

 

19. Chile

39. NATO

 

20. Ghana

40. European Union