Este es el sitio de la Presidencia Agosto 2014 - Diciembre 2015 - última actualización 10 de diciembre de 2015
Skip Navigation LinksPresidencia > Noticias > 2015 > Septiembre > ‘En Colombia, en menos de seis meses, repicarán las campanas que anuncien la hora de la paz’, dijo Presidente Santos ante la ONU

 Sistema Informativo del Gobierno

SIG

 

 ‘En Colombia, en menos de seis meses, repicarán las campanas que anuncien la hora de la paz’, dijo Presidente Santos ante la ONU

• Con el reciente acuerdo sobre justicia logrado en La Habana en el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc, “estamos sentando un precedente que puede servir de modelo a otros conflictos armados en el planeta”, dijo el Mandatario colombiano al intervenir en el 70° periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

• El Jefe de Estado afirmó que entre los más de 20 conflictos armados que subsisten en el planeta, el de Colombia es el único que “está en el camino final de una solución real”, y ofrece “una luz de esperanza en un mundo ensombrecido por la guerra, la violencia y el terrorismo”.

• Recordó que el 23 de marzo de 2016 será la fecha límite para firmar el Acuerdo Final y terminar el último y más largo conflicto armado en Colombia y el Hemisferio Occidental.

• “El próximo año, cuando regrese a esta Asamblea, lo haré, Dios mediante, como presidente de una Colombia en paz, de una Colombia reconciliada”, dijo.

• “Hoy invito a todos los colombianos, sin excepción alguna, y a todos los ciudadanos del mundo a que le demos una generosa oportunidad a la paz”, sostuvo el Mandatario en esta histórica sesión de las Naciones Unidas, que fue presidida por María Emma Mejía, Embajadora de Colombia ante la ONU.

 Naciones Unidas, 29 sep (SIG).

“Hoy, con la alegría y la emoción de las buenas noticias, estoy aquí para decirle al mundo: en Colombia, en menos de seis meses, repicarán las campanas que anuncien la hora de la paz”.

Así lo afirmó el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, al intervenir este martes en el 70° periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Jefe de Estado ratificó que entre los más de 20 conflictos armados que subsisten en el planeta, el de Colombia es el único que “está en el camino final de una solución real”.

Un máximo que justicia que permita la paz

El Mandatario expresó que llega más optimista a esta Asamblea General de la ONU, gracias al acuerdo sobre justicia transicional logrado por el Gobierno Nacional y las Farc en la mesa de conversaciones en La Habana.

“Hace menos de una semana, en La Habana, luego de casi tres años de negociaciones en los que hemos avanzado en la mayoría de los puntos de la agenda acordada, se logró un acuerdo sobre el que era, tal vez, el mayor obstáculo para firmar la paz”, dijo.

“Logramos un acuerdo sobre lo más difícil en cualquier proceso de paz: un sistema de justicia transicional que garantiza la no impunidad para los delitos más graves cometidos con ocasión del conflicto”, agregó.

“Con este acuerdo, que respeta la normatividad y los principios del derecho internacional y de nuestra propia Constitución, se coloca por primera vez el derecho de las víctimas a la justicia, así como a la verdad, a la reparación y a la no repetición, en el centro de la solución de un conflicto armado. Estamos logrando nuestro objetivo: el máximo de justicia que nos permita el tránsito hacia la paz”, sostuvo.

Un acuerdo que puede servir de modelo en el planeta

Al respecto consideró que con este acuerdo “estamos sentando un precedente que puede servir de modelo a otros conflictos armados en el planeta”.

Reiteró que esta es la primera vez, en la historia de los conflictos en el mundo, en que un gobierno y un grupo armado ilegal, en un acuerdo de paz y no como resultado de posteriores imposiciones, crean un sistema de rendición de cuentas ante un Tribunal nacional por la comisión de crímenes internacionales y otros delitos graves.

“Es tan importante este avance, tan significativo, que nos permitió dar dos pasos adicionales, que son la mejor noticia que traigo a este gran foro de naciones”, dijo.

En este sentido, indicó que se acordó una fecha límite para firmar el Acuerdo Final que terminará el conflicto armado y que será, como máximo, el 23 de marzo de 2016. Es decir, en menos de seis meses.

“A más tardar ese día estaremos dando un adiós definitivo a la última y más larga guerra de Colombia, y no solo de Colombia sino de todo el Hemisferio occidental”, subrayó.

Señaló que también se acordó que las Farc comenzarán a dejar las armas a más tardar a los 60 días luego del Acuerdo Final.

“Así pues, el próximo año, cuando regrese a esta Asamblea, lo haré, Dios mediante, como presidente de una Colombia en paz, de una Colombia reconciliada”, expresó.

Según el Jefe de Estado, de esta manera el proceso de negociación con la guerrilla de las Farc ofrece “una luz de esperanza en un mundo ensombrecido por la guerra, la violencia y el terrorismo”.

Agradecimiento a la comunidad internacional

El Mandatario aprovechó su intervención en la ONU para agradecer a la comunidad internacional por su “apoyo a los esfuerzos de paz” y por “su voluntad de respaldar la etapa del posconflicto” en Colombia.

“Una Colombia en paz será un factor positivo para el mundo en asuntos tan diversos, aunque relacionados, como la lucha contra el cambio climático y contra las drogas ilegales, la seguridad o la erradicación de la pobreza extrema”, dijo.

La paz va más allá

El Mandatario colombiano se refirió, además, a las recientes palabras del papa Francisco ante el Congreso de Estados Unidos cuando dijo: “Cuando países que han estado en conflicto armado retoman el camino del diálogo, se abren nuevos horizontes para todos. Esto ha requerido y requiere coraje, audacia, lo cual no significa falta de responsabilidad”.

Al respecto el Presidente Santos afirmó que “en Colombia hemos procurado obrar con ese coraje, con esa audacia, pero también con esa responsabilidad de que habla el Santo Padre”, de modo que “comenzamos a ver los frutos de nuestro esfuerzo”.

Sostuvo que terminar un conflicto armado de más de 50 años es una “misión difícil pero no imposible” y que “la paz es algo más que el fruto de un proceso político, social o económico”.

“La paz es, sobre todo, un gran proceso de transformación cultural colectiva que comienza con un cambio espiritual individual, que requiere que cada persona, en su interior, abra su mente, su corazón y su alma a la reconciliación”, consideró.

Darle una generosa oportunidad a la paz

Al terminar su intervención en la sesión de la Asamblea General de la ONU –que fue liderada por la Embajadora de Colombia ante ese organismo, María Emma Mejía–, el Presidente Santos convocó a los ciudadanos colombianos y del mundo entero a darle una “generosa oportunidad a la paz”.

“Hoy invito a todos los colombianos, sin excepción alguna, y a todos los ciudadanos del mundo a que le demos una generosa oportunidad a la paz. El legado más valioso que podemos dejarles a nuestros hijos y a las futuras generaciones es la paz. Nada puede haber más importante ni más urgente”, dijo.

“Porque la paz es el bien supremo de una sociedad, el más sagrado, y la razón de ser de las Naciones Unidas”, concluyó el Presidente de la República.